La enfermedad de Willis-Ekbom, también conocida como síndrome de las piernas inquietas, es un trastorno sensitivo y motor que produce sensaciones molestas en las extremidades cuando están en reposo, especialmente las piernas. Para aliviar esta sensación, muchas personas necesitan ponerse en movimiento, lo que provoca otras complicaciones como los trastornos del sueño.

Se trata de una patología bastante frecuente, cuya prevalencia oscila entre el 4% y 10%, que afecta tanto a hombres como mujeres de todas las edades, aunque con mayor incidencia en mujeres y la tercera edad. Pese a ello, debido a que los síntomas varían mucho dependiendo de la persona, es muy difícil hacer un diagnóstico y recomendar un tratamiento eficaz

[1].

¿Puede el cannabis medicinal aliviar los síntomas del síndrome de las piernas inquietas?

La ya mencionada variabilidad en los síntomas de cada paciente hace que investigar una terapia efectiva sea complicado. Además, si la sintomatología no es muy grave, no siempre es necesario el consumo de medicamentos. Sin embargo, en el caso de necesitar un tratamiento farmacológico, los más comunes son los antiepilépticos, los opioides y los agonistas dopaminérgicos, que pueden ser muy dañinos para la salud.

En el caso de este tipo de síndrome, los ensayos clínicos sobre su tratamiento con cannabinoides son más bien escasos. Hasta hace poco, la mayoría de información se había obtenido a través de experiencias anecdóticas de bastantes pacientes diferentes. Según esto, el cannabis ingerido a través de comida, como galletas o pasteles, no era muy efectivo, mientras que la planta inhalada actuaba de forma rápida y eficaz. Sin embargo, el alivio de los síntomas no era muy duradero, desapareciendo tras una o dos horas. Es por ello que se considera que el cannabis era más efectivo para tratar los síntomas del síndrome de piernas inquietas que dificultan el sueño[2].

Alivio del síndrome de piernas inquietas

Pese a esta falta de estudios, las investigaciones que sí se han llevado a cabo son prometedoras. Un estudio publicado recientemente afirmaba que el cannabis alivió los síntomas de los seis pacientes con Willis-Ekbom que participaron en él. Cinco de estos pacientes informaron de una desaparición total de los síntomas después de llevar a cabo un tratamiento con cannabis. Uno, además, describió un alivio completo después de consumir cannabidiol (CBD). Asimismo, todos informaron de mejoras importantes en la calidad del sueño tras empezar un tratamiento con cannabinoides[3].

Otros estudios sugieren que los cannabinoides que se encuentran en el cannabis interactúan con los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide para modular la liberación de dopamina, que tiene un papel muy importante en el control del síndrome de las piernas inquietas. Esta regulación de la dopamina gracias al cannabis ha servido para tratar otros síntomas en trastornos del movimiento como el Parkinson[4], por lo que no es descabellado pensar que también podrían ayudar a pacientes con el síndrome de las piernas inquietas.

[1] Poza Aldea, J.J; Sansa Fayos, G; Pujol Sabaté, M; Puertas Cuesta, F.J; Iranzo de Riquer, A; García Borreguero, D. (2013). Síndrome de Piernas Inquietas o enfermedad de Willis-Ekbom. Grupo de estudio de la Sociedad Española de Neurología y la Sociedad Española del Sueño.

[2] Bainbridge, J.; Buchfuhrer, M. (2015). Medical Marijuana and WED/RLS. Nightwalkers, Winter 2015, p.8.

[3] Megelin, T., & Ghorayeb, I. (2017). Cannabis for restless legs syndrome: A report of six patients. Sleep Medicine, 36, p.182-183.

[4] de Fonseca, F. R., Gorriti, M. A., Bilbao, A., Escuredo, L., García-segura, L. M., Piomelli, D., & Navarro, M. (2001). Role of the endogenous cannabinoid system as a modulator of dopamine transmission: implications for Parkinson’s disease and schizophrenia. Neurotoxicity research, 3(1), 23-35.

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración.

*Este post se ha realizado en base a investigaciones existentes hasta la fecha de publicación del artículo. Debido al incremento de estudios en torno al cannabis medicinal, la información expuesta puede variar a lo largo del tiempo e iremos informando en posteriores escritos.