El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) causa un estrés considerable en los niños y adolescentes afectados, pero también entre su familias y entorno social. Además, este trastorno a menudo persiste hasta la edad adulta. De hecho, muchos pacientes adultos con TDAH sostienen que la terapia con cannabis les ayuda a lidiar mejor con la vida cotidiana, ya que el tratamiento les permite concentrarse más y estar más tranquilos. Sin embargo, la investigación sobre el cannabis en el TDAH aún está en pañales. Hasta ahora hay muy pocos estudios disponibles que den lugar a un optimismo cauteloso.

¿Qué es el TDAH?

El TDAH es la abreviatura que se utiliza para nombrar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad. La enfermedad forma parte de los llamados trastornos hipercinéticos. Este padecimiento es uno de los trastornos psiquiátricos infantiles más comunes y los médicos lo diagnostican con mayor frecuencia en niños que en niñas. Además, la frecuencia de los pacientes con TDAH aumenta con la disminución del estado social. [1]

Para ser diagnosticado con TDAH, anteriormente también llamado síndrome hipercinético, los síntomas deben aparecer por primera vez antes de los 7 años y durar al menos seis meses. Además, deben observarse en diferentes ámbitos como el hogar o la escuela.

Los niños con TDAH no están atentos y no completan actividades una vez que han comenzado. No escuchan, son impulsivos y cometen errores descuidados. Además, suelen ser inquietos y no pueden estar parados. Hablan mucho y de manera incontrolada, sin tener en cuenta a otras personas. Además, existe el síntoma de baja tolerancia a la frustración.

Síntomas del TDAH

  • Falta de atención:
    • Distracción
    • Tendencia a no completar actividades ya iniciadas
    • Soñar despierto
    • Olvido
  • Hiperactividad:
    • Incapacidad de estar parado
    • Actividad excesiva o inquietud
    • Torpeza
    • Fuerte necesidad de hablar
  • Comportamiento inusual:
    • Incapacidad para actuar con moderación
    • Comportamiento inadecuado
    • Reacciones sociales inapropiadas como, por ejemplo, gritos.
  • Otras anomalías
    • Agresividad
    • Distanciamiento

TDA significa trastorno del déficit de atención. Las personas afectadas por este padecimiento también son desatentos y pueden distraerse rápidamente, pero no sufren el trastorno de comportamiento hiperactivo. No hay una diferencia fundamental entre el TDAH y el TDA. Dado que los niños y adolescentes afectados no son hiperactivos, su trastorno no se nota tan rápidamente.

Causas del TDAH

Las causas del trastorno de hiperactividad aún no se conocen al completo. Sin embargo, la enfermedad tiene un componente genético, por lo que el trastorno es más común en algunas familias. Otros factores como tener una familia desestructurada o las experiencias traumáticas pueden promover el desarrollo de la enfermedad.

Los expertos médicos sostienen principalmente un trastorno de la señal en el cerebro es el responsable del trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Los lóbulos frontales son menos activos en pacientes con TDAH. Por lo tanto, el procesamiento de la información entre las diferentes regiones del cerebro se ve afectado. Los responsables son las sustancias mensajeras como la dopamina, noradrenalina y serotonina, que no están suficientemente disponibles.

Como consecuencia, el cerebro de niños y adolescentes hiperactivos no filtra suficientemente la información que les llega. Como resultado, el cerebro se sobrecarga de información y las personas con TDAH apenas pueden concentrarse y están inquietos.

Enfermedades y trastornos asociados al TDAH

Además de los síntomas típicos del trastorno de atención e hiperactividad, con frecuencia las personas que tienen este padecimiento también sufren otras alteraciones. Desde trastornos del rendimiento parcial como, por ejemplo, la dislexia, a otras enfermedades mentales como la depresión. Las deficiencias en el comportamiento social también son típicas, al igual que los problemas emocionales y los trastornos de ansiedad, especialmente en la vida adulta.

Adultos y TDAH

Se estima que entre el 30 y el 50% de personas con este trastorno, el TDAH persiste hasta la edad adulta [1]. Sin embargo, los síntomas típicos del TDAH cambian con la transición de la adolescencia a la edad adulta. En la mayoría de los casos, la inquietud motora disminuye en estos pacientes. Sin embargo, la sensación de inquietud interna es pronunciada y los déficits de atención se destacan. A medida que disminuye la hiperactividad, la enfermedad es menos notable y durante mucho tiempo los médicos han creído que el TDAH no existe en la edad adulta.

El diagnóstico se basa en los siguientes síntomas:

  • Déficit de atención (falta de atención durante las conversaciones, mayor distracción)
  • La hiperactividad motora se convierte en una inquietud interna y un comportamiento errático.
  • Inestabilidad emocional, a menudo depresión.
  • Comportamiento desorganizado (las tareas se inician pero no se completan)
  • Impulsividad, reacción exagerada emocional, tienen un umbral de frustración bajo.

Terapia para TDAH

Si un médico hace el diagnóstico de TDAH o TDA, se lleva a cabo una llamada terapia multimodal compuesta por diferentes fases: terapia conductual, capacitación para padres y medidas educativas curativas.

Por otra parte, a nivel farmacológico suele usarse el metilfenidato (Ritalin, Concerta). Las anfetaminas como el metilfenidato son narcóticos. Se supone que aumentan el rendimiento mental al mejorar la concentración y la memoria a corto plazo. También pueden mejorar el comportamiento agresivo y aligerar el estado de ánimo.

Cannabis y TDAH

La evidencia científica sobre el uso médico del cannabis en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad no es muy extensa. Esto también se confirma mediante una revisión sistemática de 2019 sobre el tema [2].

Si analizamos los datos de todos los estudios de casos y ensayos clínicos de cannabis medicinal para todos los trastornos psiquiátricos importantes, el TDAH es uno de ellos. En este sentido, los investigadores concluyen que hay poca evidencia positiva sobre el efecto del cannabis como medicamento para tratar el TDAH. Debido a la falta de evidencia, es prematuro recomendar la terapia con cannabinoides para este trastorno.

Estos resultados son confirmados por otro estudio reciente de 2020 sobre cannabinoides para el tratamiento de trastornos mentales. En este caso, se concluye que hay «poca evidencia» de que el cannabis como medicamento mejore los síntomas del TDAH [3].

Efectividad del cannabis en el TDAH

Los informes de pacientes con TDAH muestran que los adultos afectados a menudo usan cannabis para automedicarse y han tenido buenas experiencias con él. Un estudio realizado en 2017 en el King’s College de Londres ilustra la necesidad de realizar más investigaciones sobre los vínculos entre el TDAH y la mejora de los síntomas a través del cannabis medicinal [4].

El estudio piloto controlado con placebo incluyó a 30 pacientes adultos con TDAH. Recibieron el spray bucal Sativex (compuesto por ingredientes activos como el THC y el CBD) o un placebo durante seis semanas. Los participantes tratados con el medicamento a base de cannabis experimentaron una mejora significativa en la hiperactividad y la impulsividad sin afectar las capacidades cognitivas. En general, el cannabis fue bien tolerado pero hubo un caso de efectos secundarios graves con convulsiones.

Según los investigadores, este estudio proporciona «evidencia preliminar que respalda la teoría de la automedicación del consumo de cannabis en el TDAH y la necesidad de realizar más estudios sobre el sistema endocannabinoide en el TDAH» [4]. Sin embargo, para fines de investigación, el presente estudio es solo una pequeña indicación de que el cannabis medicinal podría ser útil en el tratamiento del TDAH, ya que el número de participantes fue bajo.

En 2015, el Dr. Franjo Grotenhermen y la Dra. Eva Milz presentaron un estudio de 30 pacientes adultos con TDAH resistente a la terapia. Todos los participantes tenían en ese momento una exención necesaria para el uso de cannabis medicinal en forma de flores de cannabis, extracto de cannabis o dronabinol. En todos los pacientes se pudo observar una mejora de la condición general después de la terapia con cannabis. Mejoraron especialmente los síntomas como los trastornos del sueño, la impulsividad y las dificultades de concentración.

Conclusión: ¿es útil el cannabis en el TDAH?

Cualquiera que investigue la situación del estudio sobre el uso médico del cannabis en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad encontrará algunos resultados alentadores. Desde un punto de vista médico, sin embargo, la evidencia es limitada. Por otro lado, hay varios informes de casos de pacientes, médicos y clínicas que reportan que el cannabis medicinal mejora la capacidad de concentración de las personas con TDAH. También tiene efectos positivos en problemas como el insomnio, la depresión y el comportamiento impulsivo.

El cannabis medicinal parece tener un efecto diferente en las personas con TDAH que en las personas que no están afectadas por el trastorno. Se espera que la relación exacta entre los efectos de los cannabinoides en el sistema endocannabinoide de los pacientes con TDAH se investigue más a fondo en el futuro para saber si realmente el cannabis en el TDAH puede ser beneficioso.

[1] Robert Koch Institut, KIGGS Basiserhebung.

[2] Sarris, J., Sinclair, J., Karamacoska, D. et al. Medicinal cannabis for psychiatric disorders: a clinically-focused systematic review. BMC Psychiatry 20, 24 (2020). https://doi.org/10.1186/s12888-019-2409-8

[3] Black N, Stockings E, Campbell G, et al. Cannabinoids for the treatment of mental disorders and symptoms of mental disorders: a systematic review and meta-analysis. Lancet Psychiatry 2019;6(12):995-1010. doi:10.1016/S2215-0366(19)30401-8

[4] Cooper R.E., Williams E., Seegobin S., Tye C., Kuntsi J., Asherson P.: Cannabinoids in attention-deficit/hyperactivity disorder: a randomised-controlled trial. Eur Neuropsychopharmacol 2017;27(8):795–808.

[5] Cannabinoid Conference 2015