La esclerosis múltiple (EM) es una de las enfermedades neurológicas más comunes. Por lo general, ocurre entre los 20 y 40 años y tiene un curso recurrente. Los síntomas son múltiples. Aunque las terapias estándar pueden reducir la frecuencia y la duración de las recaídas, las terapias farmacológicas comunes no están libres de efectos secundarios graves. El cannabis medicinal puede ser una opción de tratamiento complementario con pocos efectos secundarios para aliviar varios síntomas de la EM. Esto ha sido demostrado por varios estudios.

La esclerosis múltiple (poliesclerosis) es una enfermedad autoinmune o una enfermedad inflamatoria crónica del sistema nervioso central (SNC) en la que los procesos inflamatorios en el cerebro y la médula espinal destruyen partes de las fibras nerviosas. Las células de defensa, que en realidad atacan a los patógenos y sustancias extrañas, dañan el propio tejido del cuerpo en el proceso. En pocas palabras, esto significa que el sistema inmunitario se vuelve contra su propio cuerpo.

Esclerosis múltiple: ¿cuáles son las causas?

Las causas exactas aún no se han aclarado. Aunque se ha demostrado que la enfermedad es causada por procesos inflamatorios en el cerebro y la médula espinal, no está claro por qué sucede esto. Diferentes factores, como el proceso autoinmune por ejemplo, parecen jugar un papel en el desarrollo del padecimiento.

Las infecciones con virus (por ejemplo, virus del herpes, clamidia o el virus de Eppstein-Barr), que se asemejan a las propias estructuras del cuerpo, pueden ser una posible causa. Estas infecciones también podrían ser la causa de otras enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso sistemático (LES).

Además, los factores hereditarios también hay que tenerlos en cuenta. Los familiares de pacientes con esclerosis múltiple tienen un riesgo hasta 30 veces mayor de desarrollar la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la esclerosis múltiple?

Los síntomas típicos relacionados con la EM incluyen:

Trastornos sensoriales:

  • Hormigueo (formación) y / o entumecimiento en brazos y piernas.
  • Mala percepción de la temperatura.
  • Sensación de tensión alrededor de la articulación y la región de la cadera.
  • Golpe repentino a lo largo de la columna cuando la cabeza se dobla hacia adelante (signo de flexión del cuello).

Visión borrosa:

  • Ojos doloridos
  • Velos delante de los ojos.
  • Deterioro del reconocimiento del color.
  • Imágenes dobles y / o destellos de luz.

Parálisis muscular:

  • Cansancio rápido y músculos débiles.
  • Músculos tensos o rígidos.
  • Parálisis espástica en brazos y / o piernas.
  • Parálisis facial (parálisis del nervio facial).

También se pueden presentar otros síntomas como alteraciones del gusto, el equilibrio y el habla. Asimismo puede haber alteraciones durante el vaciado de la vejiga y las heces. La psique también sufre de la enfermedad. Y es que muchas personas afectadas desarrollan depresión y sufren cambios de humor o insomnio.

Siendo tan variados los síntomas, numerosos desencadenantes también pueden conducir a un ataque agudo. Los factores de riesgo particulares pueden ser estrés, infecciones, ciertas vacunas o fluctuaciones hormonales. Las drogas que influyen en el sistema inmunitario también pueden desencadenar un ataque agudo.

Diagnóstico y terapia de la esclerosis múltiple

Si se sospecha que un paciente puede tener EM, generalmente se realiza una entrevista de anamnesis y un exámen neurológico completo, durante el cual se evalúan la fuerza muscular, los reflejos y las sensaciones, entre otras cosas. Asimismo, se realiza una punción del líquido cefalorraquídeo (extracción del líquido nervioso) para confirmar el diagnóstico. La electroencefalografía (EEG) y la resonancia magnética (MRI) también pueden confirmar el diagnóstico, ya que estos procedimientos de imagen pueden usarse para detectar los centros de inflamación patológicamente alterados.

Dado que la esclerosis múltiple no se puede curar, el objetivo de la terapia es aliviar los síntomas agudos (terapia sintomática) y tratar los ataques agudos. Además, se pueden usar medicamentos para tratar de reducir los procesos inflamatorios.

Los pacientes con esclerosis múltiple reciben agentes inmunoterapéuticos para este propósito. Para ello se usan medicamentos como el interferón beta en la terapia básica, es decir, cuando la enfermedad está en un nivel entre leve y moderado. La terapia básica puede reducir la frecuencia y la duración de las recaídas, pero los agentes inmunoterapéuticos pueden tener fuertes efectos secundarios, como:

  • Quejas gastrointestinales
  • Fiebre
  • Dolor en las extremidades
  • Dolores de cabeza
  • Cansancio

Si la terapia no funciona en un paciente o si ocurre una fase altamente activa, generalmente se prescriben medicamentos inmunoterapéuticos con los ingredientes activos daclizumab, natalizumab o alemtuzumab. Estos fármacos contienen anticuerpos dirigidos.

Además, otras sustancias como las dosis altas de glucocorticoides (medicamentos antiinflamatorios) también se usan en fases agudas. Sin embargo, un ataque agudo no siempre se puede aliviar con la terapia con cortisona. Además, el tratamiento con cortisona también se asocia con efectos secundarios que los pacientes sufren adicionalmente.

Desarrollo de la enfermedad y pronóstico

La esclerosis múltiple es inicialmente recurrente-remitente y luego crónicamente progresiva. El curso exacto de la enfermedad no se puede predecir. Varía de paciente a paciente.

Alrededor de un tercio de todos los pacientes en la etapa avanzada de la enfermedad viven sin una discapacidad grave. Otro tercio muestra solo restricciones parciales en su vida diaria y en su trabajo. En otro tercio, la enfermedad viene acompaña de una incapacidad para trabajar y la necesidad de atención.

El cannabis como medicamento para la esclerosis múltiple

Desde el descubrimiento del sistema endocannabinoide en el cuerpo humano hace más de 20 años, los fármacos a base de cannabis han sido objeto de una intensa investigación. Los endocannabinoides son sustancias que se unen a los receptores de cannabinoides (receptores CB1 y CB2) y modulan el flujo de información de las neuronas en el SNC. Por lo tanto, pueden influir en diversas funciones como la sensación de dolor, el apetito y el sueño. En la esclerosis múltiple, se ha demostrado que los cambios en el sistema endocannabinoide deterioran las funciones antes mencionadas.

El sistema endocannabinoide puede verse influenciado terapéuticamente no solo con los cannabinoides (endocannabinoides) del cuerpo, sino también con la ayuda de los cannabinoides (fitocannabinoides) de la planta de cannabis, como el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD).

Terapia de cannabis contra síntomas espásticos

Alrededor del 80 por ciento de los pacientes sufren trastornos espásticos que causan dolor. Varios estudios ya han demostrado que los cannabinoides pueden tener un efecto positivo en la espasticidad.

En 2004, investigadores suizos encontraron en su estudio cruzado doble ciego que 37 de 50 personas con EM experimentaron una reducción en la frecuencia de espasmos musculares después del tratamiento con un extracto de cannabis estandarizado administrado por vía oral (1).

Otro estudio clínico del Reino Unido en 2007 también mostró que el cannabis medicinal era más efectivo que un placebo (2). Se usó un medicamento oromucoso estandarizado (spray bucal) que contenía THC y CBD.

Los investigadores estadounidenses también investigaron el efecto de los extractos de cannabis en la espasticidad y los espasmos musculares en la esclerosis múltiple y pudieron confirmar un efecto positivo (3).

Estudios más recientes también muestran que los pacientes con esclerosis múltiple pueden beneficiarse de fármacos compuestos a base de cannabis. En abril de 2017, los investigadores de Nueva Zelanda informaron sobre pacientes con EM que no respondieron adecuadamente al tratamiento con medicamentos estándar. Después de 12 semanas de administración del spray oral Sativex (THC / CBD), los síntomas de espasticidad mejoraron (4).

Cannabinoides médicos para el dolor

La mayoría de los pacientes sufre dolor intenso, ya sea debido a la espasticidad o a la inflamación del tejido nervioso. Es bien sabido que el cannabis como medicamento puede tener un efecto beneficioso sobre el dolor crónico. Los estudios también han demostrado que el cannabis medicinal puede ser eficaz en el dolor asociado con la esclerosis múltiple en forma de medicamentos listos para usar o recetados o flores de cannabis medicinales secas (5).

Cannabidiol (CBD) contra la inflamación

La investigación sugiere que los efectos médicos del cannabis en los espasmos relacionados con la esclerosis múltiple y los espasmos musculares se deben al hecho de que se cree que el CBD, cannabinoide no psicoactivo, puede reducir la inflamación nerviosa. En un estudio israelí de 2011, los investigadores mostraron en ratones con una condición similar a la EM que después de la administración de CBD altamente concentrado pudieron mover sus piernas rígidas nuevamente y mostraron menos inflamación (6).

En 2017, los mismos investigadores informaron de que los astrocitos proinflamatorios (células nerviosas en forma de estrella) están involucrados en casi todas las funciones cerebrales y que interactúan con el sistema endocannabinoide. Después de evaluar los datos recopilados, explicaron que la actividad de los astrocitos probablemente podría reducirse mediante la administración de CBD (7). Esto podría tener un efecto positivo en el curso de la enfermedad en la EM, la enfermedad de Alzheimer y la epilepsia. Sin embargo, todavía hay una falta de investigación clínica para confirmar estos supuestos.

Conclusión

Los resultados de los estudios realizados hasta la fecha sobre la efectividad del cannabis como medicamento para síntomas de la esclerosis múltiple como los espasmos, el dolor crónico y la inflamación… son alentadores para los pacientes. Se sabe por numerosos testimonios de pacientes que han usado el tratamiento con cannabis para aliviar los síntomas de la esclerosis múltiple. Además, a menudo informan de que su calidad de sueño y también su calidad de vida general mejora.

La esclerosis múltiple es una de las pocas indicaciones confirmadas para el uso de cannabis medicinal.

(1) Berner Klinik, Schweiz, 2004, C Vaney et al., „Efficacy, Safety and Tolerability of an Orally Administered Cannabis Extract in the Treatment of Spasticity in Patients With Multiple Sclerosis: A Randomized, Double-Blind, Placebo-Controlled, Crossover Study

(2) Department of Neurorehabilitation, UK, Collin C1 et al., 2007, “Randomized controlled trial of cannabis-based medicine in spasticity caused by multiple sclerosis

(3) Global Neuroscience Initiative Foundation, USA, Shaheen E Lakhan, Marie Rowland1, 2009, “Whole plant cannabis extracts in the treatment of spasticity in multiple sclerosis: a systematic review

(4) Springer, Private Bag 65901, New Zealand, Keating GM1, 2017, “Delta-9-Tetrahydrocannabinol/Cannabidiol Oromucosal Spray (Sativex®): A Review in Multiple Sclerosis-Related Spasticity

(5) PharmIdeas Research & Consulting Inc., Canada, Iskedjian M1 et al., 2007, “Meta-analysis of cannabis based treatments for neuropathic and multiple sclerosis-related pain

(6) Sackler School of Medicine, Tel Aviv University, Tel Aviv, Israel, Kozela E1 et al., 2011, “Cannabidiol inhibits pathogenic T cells, decreases spinal microglial activation and ameliorates multiple sclerosis-like disease in C57BL/6 mice

(7) Sackler School of Medicine, Tel Aviv University, Tel Aviv, Israel, Kozela E1 et al.,2017, “Modulation of Astrocyte Activity by Cannabidiol, a Nonpsychoactive Cannabinoid