Hoy en día, fumar se ha convertido en una acción común, un gesto social, una costumbre cotidiana. En la actualidad, 1.100 millones de personas fuman en todo el mundo, lo que representa 1/7 de la población mundial. Sin embargo, los daños causados por el consumo de tabaco son conocidos y mediatizados: aumento del riesgo de cáncer, accidentes cerebrovasculares, problemas de fertilidad, etc… Por eso, se establecen varias políticas para limitar el consumo de tabaco: aumento del precio del paquete de cigarrillos, implementación de un “paquete neutral” de cigarrillos, campañas de publicidad más o menos agresivas, etc…

Sin embargo, el fenómeno de la adicción explica por qué puede ser difícil dejar de fumar. Así, durante el periodo de abstinencia, se puede sentir numerosos efectos adversos: irritabilidad, ansiedad, cambios de humor, trastornos del sueño, pérdida de apetito, dolores de cabeza, etc.

¿El CBD como solución para reducir el consumo de tabaco?

Según un estudio reciente, el CBD (cannabidiol), uno de los componentes de la planta de cannabis, ayudaría a reducir con eficacia el tabaquismo y el consumo de cigarrillos. De hecho, un estudio de 2013 [1] realizado por la unidad de psicofarmacología de la University College de Londres muestra cómo el sistema endocannabinoide (SEC), que se encuentra naturalmente en nuestro cuerpo, puede desempeñar un papel fundamental en la regulación de la adicción a la nicotina. En este estudio a doble ciego, 24 personas que querían dejar de fumar fueron separadas en dos grupos: el primero debía inhalar un placebo, mientras que el segundo inhalaba CBD. Los participantes debían usar un inhalador cada vez que sentían el deseo de fumar.

Después de una semana de tratamiento, remarcaron que los fumadores inhalando CBD habían reducido su “consumo de tabaco” un 40%. De hecho, necesitarían usar el inhalador 40% veces menos que el grupo placebo. Según uno de los directores del estudio, Dr. Morgan, el CBD puede ayudar reducir la ansiedad, lo que permite a los fumadores con síntomas de abstinencia estar más relajados. De hecho, el CBD actúa al nivel del SEC, es decir, interactúa con los receptores a cannabinoides que regulan numerosos fenómenos de nuestro cuerpo. Así, el cannabidiol interfiere en la adenosina, lo que permite disfrutar de un sueño regular y reparador, y con la serotonina, para regular el humor y la ansiedad.

Además, se sabe que el CBD actúa sobre el proceso de memoria. Así, según un miembro de este estudio, el CBD afecta el proceso de “reconsolidación”. De hecho, cuando un fumador ve una persona que consume tabaco, su cerebro envía una señal de placer, de recompensa, y de ausencia. De esta forma, el CBD sería capaz de suprimir la repuesta positiva que emite el cerebro de un fumador cuando fuma o ve una persona fumando.

Este estudio parece prometedor y nos hace pensar que el CBD tiene un potencial importante en cuanto a sus varias propiedades y su poder antiadicción a la nicotina.

¿El CBD para dejar el cannabis?

El CBD podría también ayudar para el abandono del consumo de cannabis. El cannabis es una planta muy completa, ya que contiene componentes que se equilibran naturalmente. De hecho, se conoce el CBD por ser el antídoto contra los efectos segundarios del THC. Así con la dosis adecuada, el CBD reduce o incluso anula los efectos segundarios del THC, como los efectos psicoactivos. De igual manera, el cannabidiol podría tener un efecto positivo para rehabilitar a las personas dependientes del cannabis reduciendo el fenómeno de adicción, que es en parte causado por el THC.

Los resultados de un estudio (2) realizado en 2012 en la Universidad de Sao Paulo [2] van en este sentido. La tolerancia al cannabis y los síntomas debidos a la abstinencia son causados por desensibilización de los receptores CB1, excitados por el THC. Así, durante 10 días, una mujer que solía consumir cannabis de manera regular y sufriendo de síntomas de abstinencia consumió CBD para rehabilitarse. Se mostró que ella ya no sentía síntomas de abstinencia como la pérdida de apetito, la ansiedad, los trastornos del sueño y los cambios de humor.

Por lo tanto, el CBD podría ser un tratamiento alternativo para el abandono del consumo de tabaco y de cannabis.

[1] Morgan CJ et alt. Cannabidiol reduces cigarette consumption in tobacco smokers: preliminary findings. 2013. Clinical Psychopharmacology Unit, University College London, London, UK.

[2]Crippa JA et alt. Cannabidiol for the treatment of cannabis withdrawal syndrome: a case report. 2013. Department of Neuroscience and Behavior, Ribeirão Preto Medical School, University of São Paulo and INCT Translational Medicine (CNPq)-São Paulo, Brazil.

¿Te ha gustado este post?  Haz una valoración
Summary
Cannabidiol para reducir el consumo de tabaco
Article
Cannabidiol para reducir el consumo de tabaco
Description
El cannabidiol podría ayudar al abandono del consumo de tabaco y de cannabis. Así lo afirman varios estudios que analizan cómo los efectos del CBD podrían reducir algunos síntomas vinculados a la abstinencia.
Author
Publisher Name
Kalapa Clinic
Publisher Logo
No votes yet.
Please wait...