Hoy en día, el uso del cannabis médico continúa creciendo y, con el envejecimiento de la población, el cannabis médico. Muchos estudios han demostrado los efectos terapéuticos de los cannabinoides para el tratamiento de afecciones típicas que afectan a las personas mayores. Estos estudios demostraron la seguridad y eficacia de los cannabinoides para los síntomas neuropáticos de pacientes anciano. Este artículo tiene el objetivo de asesorar las características de pacientes mayores utilizando marihuana médica y de evaluar la eficacia y seguridad de este tratamiento.
Debido al fenómeno mundial de envejecimiento, existente en países desarrollados y no desarrollados, discapacidades cognitivas crecen en la relevancia de la salud pública, representando uno de los problemas más comunes en la gente mayor y una causa de peso en la discapacidad y mortalidad[1].
Los impedimentos cognitivos son la característica más extensa conocida en la demencia. Estos síntomas incluyen ilusiones, agitación, depresión y ansiedad, las cuales son clasificadas como “síntomas neuropsiquiatricos”. Si estos síntomas persisten, pueden llegar a provocar una significante reducción en el funcionamiento cognitivo y la calidad de vida. El primer enfoque de línea de estas causas prefieren usar tratamientos psicosociales, tales como el cuidado de personas, intervenciones sensoriales, y entrenamiento de cuidadores, a pesar de que su eficacia permanece escasamente evidenciada. Además, hasta la fecha, las drogas antipsicóticas son también extendidamente usadas en los tratamientos sintomáticos. Aunque la eficacia de estas perspectivas es aún modesta y estos tratamientos son también asociados con relevantes y serios efectos secundarios, como caídas, síntomas cardíacos, problemas cerebrovasculares y, en el peor de los casos, también la muerte. Sin embargo, también el usos de drogas psicotrópicas como los antidepresivos y drogas antiepilépticas tienen su propio efecto secundario en pacientes vulnerables con sufrir demencia, y por lo tanto no son una alternativa apropiada.

Tratamientos para pacientes mayores

Demencia es una de las mayores causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores. Es un síndrome común, caracterizado por un descenso progresivo en varias funciones neuropsicológicas, incluyendo la memoria, la orientación, el lenguaje y el criterio. Estas molestias afectan al individuo de manera social y funcional.
El THC, el mayor tipo de psicoactivo constituyente de la planta Cannabis Sativa L., gracias a su efecto psicológico y fisiológico, ha recibido bastante atención en el ámbito científico, y actualmente, por ejemplo, los cannabinoides están siendo usados en el tratamiento sintomático de pacientes con esclerosis múltiple. Además, muchos estudios han analizado la eficacia de los cannabinoides en una variedad de condiciones como dolor, náusea y vómitos inducidos por la quimioterapia y anorexia. Por el otro lado, en algunos casos, el THC también ha mostrado efectos secundarios, como mareos, fatiga y problemas de equilibrio que deben ser completamente dirigidos y controlados antes de su uso extendido, lo que significa que deben realizarse más estudios.

Seguridad y eficacia del tratamiento en personas mayores

A pesar de que los cannabinoides están siendo ampliamente estudiados por su potencial uso terapéutico en una variedad de condiciones, los resultados provenientes de sujetos jóvenes no pueden ser simplemente extrapolados a pacientes mayores, especialmente aquellos con desórdenes cognitivos.
Una revisión sistemática[2] conducida por Geke A.H. Et al., (capítulo 2) estuvo concentrada a integrar la evidencia de indicaciones, eficacia, seguridad y farmacocinética del uso médico de los cannabinoides en personas mayores.
Estos estudios se han enfocado en tres aspectos:

  1. Evaluar el estado de la literatura actual en cannabinoides médicos en personas mayores.
  2. Evaluar la eficacia del tetrahidrocannabinol oral (THC) en los tratamientos relacionados con la demencia de síntomas neuropsiquiátricos.
  3. Evaluar la seguridad del THC oral en personas mayores y pacientes con demencia.

La tesis, dividida en 5 capítulos, exploró entre los diferentes casos y las diferentes dosis de cannabinoides para tratar los casos mencionados anteriormente.
En el primer estudio[3] se centra en personas mayores de 65 años o más tratados con dosis orales bajas de THC, mostrando dificultad para respirar o náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia, mientras la toma oral de THC podría ser usada en el tratamiento de anorexia y alteraciones de comportamiento en pacientes con demencia. Además, eventos adversos fueron más comunes durante el tratamiento de cannabinoides, más comúnmente incluyendo efectos como la sedación. Dos casos reportaron arritmia cardíaca y convulsiones, a pesar de que una relación con los estudios médicos no podría ser evaluada de manera segura. Desde este capítulo ha sido anunciado que hay una falta de evidencia en cuanto al uso de los cannabinoides, específicamente en pacientes mayores, resultando en una escasez de información para guiar decisiones en el tratamiento.
Además, en el capítulo 3[4] y 4 de el estudio, las investigaciones condujeron otros dos estudios en pacientes con demencia y clínicamente, en los cuales fue utilizada una dosis alta de THC, pero que fue mantenida aún bajo los 3 mg. Aún con la dosis incrementada de THC, esto no redujo las puntuaciones del inventario neuropsiquiátrico, aunque el THC fue bien tolerado a este nuevo nivel. Los resultados indicaron que tratamientos a largo plazo con dosis bajas de THC fueron bien tolerados por las personas mayores y no afectaron a la cognición, movilidad o peso. Además, no se observó efectos en las perturbaciones de comportamiento o en la cantidad de trabajo realizada por el cuidador.
El capítulo 4[5] describió el objetivo de evaluar la eficacia de 4.5 mg de THC diarios en el tratamiento de molestias en el comportamiento y dolor en pacientes con demencia moderada y severa. En este caso, no fueron observados efectos en el comportamiento agitado, funcionamiento diario o calidad de vida. Sin embargo, el THC fue bien tolerado por estos pacientes vulnerables.
Otro estudio[6] evaluó las características de la población mayor recibiendo cannabis médico para una variedad de enfermedades. Asimismo, la investigación sirvió para evaluar la seguridad y eficacia del uso de cannabinoides a corto y medio plazo. En el grupo estudiado, el tratamiento con cannabis indujo una significante reducción en la intensidad del dolor reportada, desde una media de 8 (hasta 10) a una media de 4 después de seis meses de tratamiento. La evaluación general de la calidad de vida fue mejorada con el tratamiento también. Además, el paciente percibió el tratamiento como efectivo para su condición. En general, en 708 de 1198 pacientes (59,1%) el tratamiento fue considerado exitoso, mientras el 31,7% de ellos reportaron al menos una consecuencia adversa (los más comunes fueron los mareos y la boca seca) debido al tratamiento después de 6 meses.
Finalmente, el autor afirma que el estudio mostró que el tratamiento en pacientes mayores es efectivo en cuanto a la mejora del dolor (una media descendida de 4 puntos) y calidad de vida.

Seguridad y eficacia del Cannabidiol (CBD)

Por otra parte, la mayoría de tratamientos que utilizan cannabinoides también incluye la mayoría de constituyentes no psicotrópicos del Cannabis, como el Cannabidiol (CBD). El Cannabidiol tiene múltiples propiedades farmacológicas tales como ansiolíticos, antipsicóticos, antieméticos y propiedades antiinflamatorias.
Un estudio[7] conducido por el Department of Clinical, Toxicological and Food Sciences Analysis, en la Universidad de São Paulo, Brazil, sugiere que el CBD no es tóxico en células no transformadas y que no induce cambios en la toma de comida, tampoco incluye catalepsia, no afecta a los parámetros fisiológicos (ritmo cardiaco, presión de la sangre y temperatura del cuerpo), no afecta al tránsito gastrointestinal y no altera funciones psicomotoras o psicológicas. Además, el uso crónico y las dosis altas hasta los 1.500 mg/día de CBD son reportados como bien tolerados en humanos.
De acuerdo con los estudios mencionados y la base de las evidencias recientes en la administración de cannabinoides en humanos, las terapias controladas de CBD y THC pueden ser seguras en humanos y animales. Sin embargo, se necesitan más estudios e investigación para aclarar los efectos secundarios reportados que estos tratamientos pueden tener.

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración

[1] Laura Fratiglioni, Diana De Ronchi, and Hedda Agüero-Torres. “Worldwide Prevalence and Incidence of Dementia”. Drugs & Aging 1999 Nov; 15 (5): 365-375

[2] Geke Aloysia Hendrikus van den Elsen. “Tetrahydrocannabinol in the treatment of neuropsychiatric symptoms in dementia”.

[3] Geke A.H. van den Elsen, Amir I.A. Ahmed; Michiel Lammers; Cornelis Kramers; Robbert Jan Verkes; Marjolein A. van der Marck; Marcel G.M. Olde Rikkert. “Efficacy and safety of medical cannabinoids in older subjects: a systematic review”. Ageing Research Reviews, 2014, 14:56-64

[4] “Tetrahydrocannabinol in behavioural disturbances in dementia: a crossover randomized controlled trial”. American Journal of Geriatric Psychiatry

[5] “Tetrahydrocannabinol for neuropsychiatric symptoms in dementia: a randomized controlled trial” Neurology, 2015, 84:2338-46

[6] Ran Abuhasira, Lihi Bar-Lev Schleider, Raphael Mechoulam, Victor Novack. “Epidemiological characteristics, safety and efficacy of medical cannabis in the elderly”. European Journal of Internal Medicine 49 (2018) 44–50

[7] Mateus Machado Bergamaschi, Regina Helena Costa Queiroz, José Alexandre S. Crippa, and Antonio Waldo Zuardi. “Safety and Side Effects of Cannabidiol, a Cannabis sativa Constituent”. Current Drug Safety, 2011, 6, 000-000

Summary
Article
Seguridad y eficacia de los tratamientos con cannabinoides para pacientes mayores
Description
Muchos estudios han demostrado los efectos terapéuticos de los cannabinoides para el tratamiento de afecciones típicas que afectan a las personas mayores. Estos estudios demostraron la seguridad y eficacia de los cannabinoides para los síntomas neuropáticos de personas mayores.
Author
Publisher Name
Kalapa Clinic
Publisher Logo
No votes yet.
Please wait...