La enfermedad de Borreliosis, mejor conocida como enfermedad de Lyme, es una infección bacteriana que puede ser transmitida a humanos mediante una picadura de garrapata. Esta infección puede causar múltiples síntomas y se describe en tres fases[1].

Fases de la enfermedad de Lyme

Durante la primera fase, que comienza entre 3 a 30 días después de la picadura de garrapata, aparece una protuberancia roja anular con un borde activo que se extiende centrífugamente, mientras el centro se despeja, alrededor de la herida. Este proceso es conocido como eritema migrante y los síntomas incluyen linfadenopatía, fiebre, dolor de cabeza y artralgia.

Sin una terapia con los antibióticos adecuados, la segunda fase puede expresarse de entre unas cuantas semanas hasta unos meses después de la inoculación. Este punto corresponde a la propagación de la infección. Las manifestaciones son trastornos articulares (artritis), trastornos cardíacos, trastornos meníngeos, deterioro motor periférico, enfermedad de los pares craneales, trastornos oftalmológicos (uveítis, conjuntivitis, etc.), o un nódulo de color rojizo púrpura (linfocitoma benigno de la piel) en la cara, las orejas, las areolas mamarias o el escroto.

La tercera fase de la enfermedad de Lyme puede desarrollarse años después de la transmisión de esta bacteria. Los pacientes pueden sufrir enfermedades articulares (mono o poliartritis), trastornos neurológicos (encefalitis, polineuropatía), enfermedades de la piel, así como la acrodermatitis crónica atrófica y el síndrome de Lyme post tratamiento (dolor articular, dolor de cabeza, fatiga, etc).

La enfermedad de Lyme y los cannabinoides

Los cannabinoides pueden ser considerados como una opción de tratamiento para este padecimiento. A pesar de que el cannabis medicinal no es una cura para la enfermedad de Lyme, es una manera de mejorar la calidad de vida del paciente. Los dolores de cabeza, la artritis y el dolor crónico han demostrado efectos positivos entre los consumidores de cannabis medicinal, según numerosos estudios[2].

Los usos dermatológicos del cannabis medicinal, según lo proclamado por los dispensarios en Canadá, Estados Unidos y Europa, incluyen a la enfermedad de Lyme. Por ello, se necesitan más estudios para validar las indicaciones, eficacia y seguridad del cannabis medicinal[3].

Finalmente, la comunidad científica reconoce que el cannabidiol (CBD), uno de los cannabinoides más conocidos en la planta del cannabis, es responsable de los efectos antiinflamatorios, neuroprotectores y analgésicos, sin ningún efecto psicoactivo. El CBD es por lo tanto considerado como una alternativa natural ideal a las medicinas tradicionales para ciertos padecimientos como la enfermedad de Lyme.

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración. Este post se ha realizado en base a investigaciones existentes hasta la fecha de publicación del artículo. Debido al incremento de estudios en torno al cannabis medicinal, la información expuesta puede variar a lo largo del tiempo e iremos informando en posteriores escritos.

[1] Report Lyme borreliosis, High Council of Public Health, 28 March 2014.

[2] Eric P.Baron, Philippe Lucas, Joshua Eades, Olivia Hogue, Patterns of medicinal cannabis use, strain analysis, and substitution effect among patients with migraine, headache, arthritis, and chronic pain in a medicinal cannabis cohort  J Headache Pain. 2018, 19(1): 37.

[3] Lim, M.; Kirchhof, M.G. Dermatology-Related Uses of Medical Cannabis Promoted by Dispensaries in Canada, Europe, and the United StatesJ. Cutan. Med. Surg. 2018, 1203475418808761

Summary
Los efectos de los cannabinoides en la enfermedad de Lyme
Article
Los efectos de los cannabinoides en la enfermedad de Lyme
Description
A pesar de que la enfermedad no se puede curar con cannabis medicinal, un tratamiento con cannabinoides puede mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren de la enfermedad de Lyme.
Author
Publisher Name
Kalapa Clinic
Publisher Logo
Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...