Las personas con síndrome de Tourette no pueden controlar los síntomas (tics) de su afección, por lo que pueden decir palabras obscenas, hacer muecas o parpadear violentamente.

El nivel de sufrimiento suele ser muy elevado. En la actualidad, no existe aún un tratamiento adecuado. En el mejor de los casos, pueden aliviarse los síntomas un poco. Sin embargo, el tratamiento con cannabis medicinal puede ser una opción de terapia alternativa. Los ensayos son muy prometedores.

El síndrome de Tourette: ¿Qué es exactamente?

En 1885, el médico francés Georges Gille de la Tourette describió por primera vez la enfermedad neuropsiquiátrica «síndrome de Gilles de la Tourette», en la que los pacientes, caracterizada por la presencia de tics.

Es importante hacer una distinción entre un tic vocal (sonido repentino) y un tic motor (movimiento involuntario). Si hay varios tics motores y al menos un tic vocal, estamos ante un indicio del síndrome de Tourette.

Además de la distinción entre tics vocales y motores, los tics también se dividen en simples y complejos. Los primeros generalmente involucran grupos de músculos individuales (por ejemplo, parpadeo, espasmos, gruñidos) y los segundos involucran a varios grupos de músculos (por ejemplo, gestos obscenos, ecolalia, saltos).

La frecuencia y la fuerza de los tics puede variar. Si, por ejemplo, se agregan factores de estrés o alegría, los síntomas suelen volverse más fuertes. Por otro lado, los síntomas suelen disminuir levemente cuando la concentración es alta.

Además, muchas personas con síndrome de Tourette también desarrollan el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o sufren depresión, ansiedad o trastorno obsesivo compulsivo.

Aproximadamente, entre 4 y 12 de cada 100 niños desarrollan varios tics a partir de los seis años. Estos generalmente desaparecen por sí mismos después de un tiempo. Solo uno de cada 100 niños desarrolla un tic crónico (síndrome de Tourette).

La clasificación según los niveles de gravedad

Se puede determinar la gravedad del síndrome de Tourette (ST) teniendo en cuenta varios niveles:

  • Existe una discapacidad menor cuando el paciente no tiene límites en la escuela, en el trabajo o en la vida cotidiana. El curso de la enfermedad no es problemático aquí, ya que incluso otras personas no notan los tics.
  • Existe una discapacidad moderada si el paciente sufre síntomas en la escuela, en el trabajo y en la vida cotidiana y otras personas perciben los tics.
  • Si el paciente está gravemente afectado o tiene una discapacidad seria, los tics son tan pronunciados que el rendimiento del paciente se reduce enormemente. El paciente experimenta la enfermedad como una tensión severa y no es raro que se alteren los contactos sociales.

Las causas del síndrome de Tourette

Las causas no están claras. Sin embargo, se sabe que una predisposición genética podría influir la probabilidad de experimentarlo. Esto se debe a que el riesgo de desarrollar el síndrome de Tourette es aproximadamente 100 veces mayor para los niños si el síndrome ya ha estado presente alguna vez en otro miembro de la familia.

Los investigadores también creen que otra explicación posible es el metabolismo de los neurotransmisores en el cerebro, que puede verse alterado en personas con la enfermedad de Tourette. El neurotransmisor dopamina es responsable de enviar información al cerebro. Unas investigaciones han demostrado que los pacientes de Tourette tienen una gran cantidad de receptores de dopamina.

El equilibrio de serotonina, noradrenalina, glutamina y opioides también parece estar alterado en personas con enfermedad de Tourette. El trastorno se manifiesta principalmente en los ganglios basales. Estas son áreas del cerebro que se ubican en ambos hemisferios y se encargan de regular impulsos y acciones. Si se produce un trastorno aquí, esta podría ser una posible causa.

Las enfermedades infecciosas como la escarlatina (estreptococos A) también podrían ser un desencadenante posible. Pero otros padecimientos como la enfermedad de Wilson o la enfermedad de Huntington también podrían ser una causa posible de trastornos de tics. En tales casos o cuando ciertos medicamentos (por ejemplo, lamotrigina) desencadenan tics, se denominan tics secundarios.

Opciones de tratamiento para el síndrome de Tourette

Hasta ahora, no existe cura para la enfermedad. Por tanto, los objetivos de la terapia son aliviar los síntomas y ayudar a los pacientes a sobrellevar mejor la enfermedad.

La terapia conductual, la psicoterapia, la participación en un grupo de autoayuda o el aprendizaje de técnicas de relajación pueden resultar útiles.

Como parte de la terapia con medicamentos, se suelen recetar antipsicóticos o neurolépticos, como aripiprazol, tiaprida o risperidona. Sin embargo, la eficacia de estos fármacos es limitada en el síndrome de Tourette. Los tics se siguen produciendo, pero en el mejor de los casos, la frecuencia se puede reducir. Otro problema es que los antipsicóticos pueden tener efectos secundarios graves.

Terapia con cannabis

Varias investigaciones sugieren que los pacientes con ST pueden beneficiarse de los fármacos a base de cannabis y que se puede reducir la gravedad y la frecuencia de los tics.

El mecanismo responsable de esto todavía no se comprende completamente. Sin embargo, los investigadores creen que el sistema endocannabinoide, con sus receptores cannabinoides que también pueden detectarse en el cerebro y pueden ser activados por los cannabinoides de la planta de cannabis, juega un papel importante.

Resulta de gran interés una investigación alemana dirigida por la Dra. Kirsten Müller-Vahl de 2017 en dos pacientes con síndrome de Tourette resistente al tratamiento. (1) Un paciente recibió terapia con flores de cannabis medicinal (0,1 gramos diarios) y el otro recibió la solución oleosa de THC dronabinol (22,4 a 33,6 miligramos diarios). Ambos informaron posteriormente sobre una mejora significativa de los tics.

Kirsten Müller-Vahl, profesora de la Escuela de Medicina de Hannover, publicó los resultados de una investigación de un caso individual en el mismo año. (2) Un sujeto de prueba de 22 años con síndrome de Tourette recibió nabiximol. Inicialmente se le administró una dosis de 2,7 miligramos de THC y 2,5 miligramos de CBD, que luego se incrementó lentamente a una dosis de 24,3 miligramos de THC y 22,5 miligramos de CBD tres veces al día. Con esta terapia, el tic nervioso y también la calidad de vida de la persona afectada mejoraron.

Otras investigaciones interesantes

En 2016, investigadores de Nueva Zelanda informaron sobre una persona que fue tratada dos veces al día con espray oral de Sativex (10,8 miligramos de THC / 10 miligramos de CBD). (3) El tratamiento tuvo un efecto positivo en los síntomas.

En un ensayo clínico realizado por la Universidad de Toronto en 2017, los investigadores evaluaron la efectividad del cannabis en 19 personas. (4) Observaron que los tics en los sujetos de prueba disminuyeron aproximadamente un 60%. Además, 18 de 19 personas dijeron que el cannabis era bien tolerado con fines médicos.

Tratamiento del trastorno del sueño

Los afectados suelen sufrir trastornos del sueño. Durante la fase de sueño REM, la frecuencia de los tics puede aún aumentar. (5)

Varias investigaciones sugieren que los cannabinoides podrían tener un efecto positivo en el sueño REM. (6) Esto significa que el tratamiento con medicamentos a base de cannabis podría ser beneficioso para las personas que tienen problemas de sueño REM. Las pastillas para dormir o los tranquilizantes, por otro lado, conllevan el riesgo de efectos adversos graves.

Conclusión

Las personas con síndrome de Tourette tienen un alto nivel de sufrimiento que puede limitar gravemente su calidad de vida. No existe un tratamiento adecuado con medicación. En la mayoría de los casos, los síntomas solo pueden aliviarse marginalmente con los medicamentos disponibles.

Sin embargo, los cannabinoides como el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD) tienen el potencial para mejorar los síntomas del síndrome de Tourette y la calidad de vida de los afectados sin verse agobiados por efectos secundarios graves.

(1) Department of Psychiatry, Socialpsychiatry and Psychotherapy, Hannover Medical School, Hannover, Germany, Jakubovski E1, Müller-Vahl K2, 2017, „Speechlessness in Gilles de la Tourette Syndrome: Cannabis-Based Medicines Improve Severe Vocal Blocking Tics in Two Patients

(2) Department of Psychiatry, Socialpsychiatry and Psychotherapy, Hannover Medical School, Hannover, Germany, Müller-Vahl, 2017, „Significant Tic Reduction in An Otherwise Treatment-Resistant Patient with Gilles de la Tourette Syndrome Following Treatment with Nabiximols

(3) Department of Psychiatry, Tauranga Hospital, Tauranga, New Zealand, Trainor D et al., 2016, “Severe motor and vocal tics controlled with Sativex

(4) University of Toronto, Toronto, Abi-Jaoude E1 et al., 2017, “Preliminary Evidence on Cannabis Effectiveness and Tolerability for Adults With Tourette Syndrome

(5) Department of Psychiatry and Psychotherapy, Goettingen, Germany, Cohrs S1 et al., 2001, “Decreased sleep quality and increased sleep related movements in patients with Tourette’s syndrome

(6) National Center for PTSD-Dissemination & Training Division, USA, Babson KA1 et al., 2017, “Cannabis, Cannabinoids, and Sleep: a Review of the Literature