Noticia: El cannabis sustituye cada vez más a otros medicamentos

Muchas enfermedades como la depresión, el dolor o la epilepsia se tratan con medicamentos recetados. Sin embargo, y muy a menudo, las molestias no se alivian lo suficiente o se producen efectos secundarios.

Una encuesta en Dinamarca ha puesto de manifiesto que el cannabis puede reemplazar a otros medicamentos con mayor eficacia y tolerabilidad: muchos de los participantes pudieron cancelar el uso otros medicamentos o reducir la dosis. Los analgésicos, antidepresivos y medicamentos para la artritis (inflamación de las articulaciones) son los que se sustituyen con mayor frecuencia. La mayoría de los encuestados usaba preparaciones de cannabis que contenían cannabidiol no psicotrópico (CBD). Los afectados suelen considerar el cannabis como «el menor de dos males».

Encuesta anónima por Internet con 2.841 participantes

Investigadores daneses lanzaron una encuesta anónima online entre julio y noviembre de 2018, dirigida a personas que consumen cannabis por razones médicas. Un total de 2.841 participantes completaron la encuesta, la mayoría de los cuales (91%) afirmaron consumir productos de cannabis sin receta. El 9% restante consumía cannabis con receta médica.

Más de la mitad de los encuestados (54,6%) informaron que usaban cannabis como sustituto de otros medicamentos recetados. De estas personas, el 38,1% pudo suspender la medicación prescrita. Casi la mitad (45,9%) pudo reducir la dosis de otros medicamentos. Por el contrario, no hay que temer que el cannabis aumente la necesidad de otros medicamentos: solo en casos excepcionales (0,1%) los cannabinoides aumentaron la necesidad de otros medicamentos.

Analgésicos, antidepresivos y medicamentos para la artritis reemplazados con mayor frecuencia

Estos grupos de sustancias activas son reemplazados frecuentemente por el cannabis, por lo que fueron posibles múltiples respuestas:

  • Analgésicos (67,2%)
  • Antidepresivos (24,5%)
  • Medicamentos para la inflamación de las articulaciones (24,1%)
  • Fármacos antiepilépticos (8,7%)
  • Antipsicóticos (6,8%)

Entre el resto de medicamentos (24,1%) se indicaron los siguientes en orden descendente de frecuencia: somníferos, medicamentos para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), ansiolíticos, relajantes musculares, medicamentos para la migraña, medicamentos tópicos, medicamentos para la presión arterial y glucocorticoides.

Entre los 1.546 participantes que consumieron cannabis en lugar de otros medicamentos, la mayoría (65,2%) utilizó aceite de CBD. A diferencia del tetrahidrocannabinol (THC), el CBD no tiene ningún efecto psicotrópico. A esto le siguen los productos con un mayor contenido de THC. Solo el 9% tomó medicamentos de cannabis recetados, como el aerosol bucal Sativex®, dronabinol, una forma sintética de THC, o flores de cannabis medicinal.

Preferencia por el cannabis respecto a otros medicamentos

La mayoría de los participantes prefirieron el cannabis a otros medicamentos: casi dos tercios (65,8%) de los encuestados indicaron sentir un alivio más eficaz de los síntomas con el cannabis que con otros medicamentos. Una clara mayoría del 85,5% informó que el cannabis se tolera mucho mejor en comparación con otros medicamentos. Por el contrario, solo el 1,4% percibió los efectos secundarios del cannabis como más graves.

Disminución del uso de analgésicos

Tramadol, un analgésico opiáceo de potencia media, se prescribe habitualmente en Dinamarca para el dolor no relacionado con los tumores. Las altas cifras de prescripción en el pasado alarmaron a las autoridades sanitarias danesas, ya que los opiáceos pueden ser objeto de abuso. En la encuesta actual, el 27,2% de los pacientes con dolor encuestados pasaron del tramadol al cannabis medicinal. Esta podría ser una de las razones de la tendencia a la baja en las prescripciones de tramadol: en 2017, se vio una disminución en el número de personas que usaban tramadol, por primera vez desde 2008. Para 2018, el número de usuarios de tramadol había disminuido en un 23% más.

Los analgésicos no opioides también pueden tener riesgos: por ejemplo, los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno pueden causar efectos secundarios graves (por ejemplo, úlceras de estómago) si se usan a largo plazo. El 12,3% de los pacientes con dolor encuestados consumían cannabis en lugar de ibuprofeno. En el caso de los medicamentos para la artritis, incluso más de la mitad (52,1%) informó haber consumido cannabis en lugar de ibuprofeno.

Con todo, se necesitan más estudios a largo plazo para investigar los efectos médicos del cannabis en uso continuo. Además, queda por aclarar cómo los productos de cannabis con diferente contenido de THC y CBD afectan las enfermedades físicas y mentales.

Fuente:

Kvamme, S.L., Pedersen, M.M., Rømer Thomsen, K. et al. Exploring the use of cannabis as a substitute for prescription drugs in a convenience sample. Harm Reduct J 18, 72 (2021). https://doi.org/10.1186/s12954-021-00520-5

About Minyi

Minyi Lü leidet an chronischen Schmerzen aufgrund ihrer Fingerarthrose. Ihre Beschwerden behandelt sie seit 2017 sehr erfolgreich mit medizinischem Cannabis. Als PTA und Pharmaziestudentin bringt sie nun ihr Know-how ein, um über die neuesten wissenschaftlichen Erkenntnisse rund um Medizinalcannabis zu berichten.