Noticia: El cannabis medicinal, una posible ayuda con los trastornos del espectro autista

Los medicamentos de cannabis que contienen cannabidiol (CBD), tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidivarina (CBDV) pueden reducir los síntomas de los trastornos del espectro autista. El CBD y el CBDV mejoraron el equilibrio de los neurotransmisores excitadores y depresores en el cerebro, que está desregulado en los individuos autistas. Estos son los hallazgos de un equipo de investigadores de Brasil.

Trastorno del espectro autista: ¿qué es?

Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de trastornos del desarrollo neurológico que se inician en la infancia y se caracterizan por un deterioro de las habilidades sociales. Los patrones de comportamiento, intereses y actividades repetitivos y estereotipados son típicos de este trastorno.

La comunicación y el lenguaje se ven afectados. Se estima que 62 de cada 10.000 personas en todo el mundo se ven afectadas por el TEA. Muchos niños tienen otros trastornos como hiperactividad, comportamiento autolesivo, agresión, inquietud, ansiedad y trastornos del sueño. Esto a menudo conduce a la exclusión social.

El TEA se trata con los siguientes medicamentos que, teóricamente, reducen los síntomas:

  • Los antipsicóticos atípicos, anticonvulsivos y estabilizadores del estado de ánimo mejoran los trastornos del comportamiento (por ejemplo, agitación y agresión).
  • Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) mejoran el comportamiento obsesivo compulsivo, la depresión y la ansiedad.
  • Los estimulantes y la clonidina antihipertensiva mejoran la concentración y reducen la hiperactividad

Sin embargo, para el 40 por ciento de los pacientes, los medicamentos estándar no funcionan de forma suficiente. Además, algunos medicamentos pueden tener efectos secundarios graves.

Menor ansiedad, agresividad o inquietud

Investigadores de la Universidad Federal de Paraíba en Brasil realizaron una búsqueda bibliográfica sistemática en bases de datos, en octubre de 2020, para recopilar el estado actual del conocimiento sobre el tratamiento de los TEA con cannabinoides.

La búsqueda arrojó inicialmente 425 publicaciones, aquella que se filtraron primero. El equipo evaluó nueve publicaciones que trataban sobre ensayos clínicos y estudios de casos en personas con trastornos del espectro autista. Se excluyeron las publicaciones restantes, incluida la investigación básica sobre el papel del sistema endocannabinoide en el autismo, modelos animales o experiencias con cannabis recreativo o productos ilícitos.

Los estudios evaluados fueron de Israel, Inglaterra, Brasil y Estados Unidos. En la mayoría de los casos, se investigaron productos de cannabis ricos en CBD: se realizaron siete estudios con cannabidiol (CBD) y un estudio con dronabinol, una forma sintética de tetrahidrocannabinol (THC). Otro estudio abordó el efecto de la cannabidivarina (CBDV).

Tal y como identificó el estudio, el uso de cannabis medicinal trajo mejoras como:

  • Un comportamiento menos autolesivo, comportamiento agresivo, síntomas depresivos, ansiedad, inquietud, agitación psicomotora y arrebatos de ira.
  • Disminución de la sensibilidad e irritabilidad sensoriales.
  • Mejora de las habilidades sociales, el rendimiento mental, la atención, las habilidades del lenguaje, la resistencia y el sueño.

El cannabis medicinal, sin apenas efectos secundarios para el tratamiento del TEA

El cannabis medicinal fue bien tolerado en la mayoría de casos. Solo del 2,2 al 14 por ciento de los afectados indicaron efectos secundarios de leves a moderados. Estos incluyen, por ejemplo, aumento del apetito o enrojecimiento de los ojos.

También pueden presentarse molestias como inquietud, problemas para dormir, limitación del rendimiento mental, problemas de comportamiento o comportamiento agresivo. En un caso  concreto, se produjo psicosis con THC y CBD: después de interrumpir el estudio y cambiar a un antipsicótico atípico, los efectos secundarios desaparecieron después de 9 días.

El sistema endocannabinoide regula la función cerebral alterada en el TEA

Los expertos creen que un sistema endocannabinoide desregulado (ECS) es una de las causas de los trastornos del espectro autista. Diversos estudios han encontrado niveles alterados del endocannabinoide anandamida en los niños afectados, persistiendo hasta la adolescencia y la edad adulta. En un estudio de 2019, investigadores israelíes hallaron niveles reducidos en sangre de ciertos endocannabinoides en las personas afectadas.

El ECS regula el equilibrio entre el mensajero inhibidor GABA (ácido gamma-aminobutírico) y el neurotransmisor excitador glutamato. En el TEA, este equilibrio está desregulado debido a la falta de anandamida. El cerebro de las personas autistas reacciona de manera diferente al GABA. En las publicaciones analizadas los cannabinoides CBD y CBDV consiguieron alterar la transmisión de estímulos. El THC psicotrópico redujo molestias como hiperactividad e irritabilidad al activar el ECS en el sistema nervioso central.

A diferencia de muchas otras sustancias mensajeras, los endocannabinoides no se almacenan en el cuerpo. Son producidos por la célula nerviosa postsináptica cuando es necesario y se inactivan rápidamente una vez que han cumplido su función.

Posibles interacciones con otros medicamentos

Otro estudio investigó sobre el efecto de un extracto de cannabis rico en CBD en pacientes con TEA, algunos de los cuales también padecían epilepsia. Aquellos que tomaron cannabis medicinal junto con otros medicamentos psicoactivos informaron de más efectos adversos, como aumento del apetito o mareos.

Los antipsicóticos, en particular, interactuaron con los cannabinoides. Por tanto, algunos pacientes tuvieron que interrumpir la terapia con cannabis debido a efectos secundarios como palpitaciones del corazón o reacciones paradójicas insomnio, irritabilidad y empeoramiento de los trastornos del comportamiento. Los expertos hablan de reacciones paradójicas cuando un fármaco produce el efecto contrario al deseado. Por lo tanto, los pacientes que toman mucha medicación deben ser controlados de manera particularmente rigurosa por un médico, y la dosis de cannabis debe aumentarse lentamente.

El cannabis medicinal, especialmente las preparaciones ricas en CBD, evidencia efectos prometedores en personas con TEA y podría ser una opción terapéutica importante en el futuro. Se necesitan estudios doble ciego y de seguimiento para poder realizar conclusiones claras sobre el efecto de los cannabinoides en el TEA.

Fuentes:

Silva EAD Junior, Medeiros WMB, Torro N, Sousa JMM, Almeida IBCM, Costa FBD, Pontes KM, Nunes ELG, Rosa MDD, Albuquerque KLGD. Cannabis and cannabinoid use in autism spectrum disorder: a systematic review. Trends Psychiatry Psychother. 2021 May 21. doi: 10.47626/2237-6089-2020-0149. Epub ahead of print. PMID: 34043900.

About Minyi

Minyi Lü leidet an chronischen Schmerzen aufgrund ihrer Fingerarthrose. Ihre Beschwerden behandelt sie seit 2017 sehr erfolgreich mit medizinischem Cannabis. Als PTA und Pharmaziestudentin bringt sie nun ihr Know-how ein, um über die neuesten wissenschaftlichen Erkenntnisse rund um Medizinalcannabis zu berichten.