Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay más de 1.000 millones de personas que viven con problemas de visión como la miopía y la hipermetropía, el glaucoma y las cataratas.  En la mayoría de los casos, éstos podrían haberse prevenido o tratado fácilmente con una operación de cataratas, el acceso a gafas o el acceso a una atención sanitaria económica. Sin embargo, en un informe se afirma que se necesita una mayor integración de la atención oftalmológica en los servicios nacionales de salud, mediante la prevención, la detección temprana, el tratamiento y la rehabilitación. Hoy queremos analizar si el cannabis medicinal puede ser útil como tratamiento para el glaucoma.

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es causado por una presión intraocular (PIO) anormalmente alta.  La PIO es la presión del líquido dentro del ojo. Debido a la alta presión, la retina y el nervio óptico causan el proceso de pérdida de la visión.[1]

Puede no ser diagnosticado en 9 de cada 10 personas afectadas a nivel mundial, de las cuales el 50% se encuentran en países desarrollados.  Por lo tanto, la detección de esta enfermedad debería mejorar.

Se cree que el glaucoma solo está presente cuando al menos un ojo tiene tanto daño en el disco óptico como pérdida de campo visual. La combinación de este daño puede indicar suficientemente la muerte de un número sustancial de células ganglionares de la retina y la pérdida del nervio óptico.[2]

El sistema endocannabinoide en el ojo

El sistema endocannabinoide (SEC) está muy presente en el ojo en los tejidos oculares anteriores y posteriores, incluyendo la retina, el cuerpo ciliar, la malla trabecular y el canal de Schlemm.

El SEC incluye receptores cannabinoides, enzimas degradativas y biosintéticas (proteínas) cognadas y endocannabinoides como la anandamida (AEA) y el 2- araquidotilglicerol (2-AG). La presencia de todos estos componentes respalda un papel importante para la función ocular, como la reducción de la producción de lágrimas y la reducción de la presión intraocular.

¿Existe un tratamiento para el glaucoma?

Efectos a largo plazo de los cannabinoides en el glaucoma

El tratamiento para el glaucoma incluye, tradiconalmente, la prescripción de medicamentos, el tratamiento con láser o incluso la cirugía. Estos enfoques normalmente requieren un tratamiento durante décadas, por lo que cualquier cannabis medicinal diseñado debe ser seguro y efectivo cuando se administra a aquellos que se ha confirmado que tienen un diagnóstico de glaucoma.

Hasta ahora, los estudios que han evaluado la eficacia del cannabis medicinal en el uso a largo plazo del tratamiento para el glaucoma han tenido resultados mixtos. La mayoría de los estudios han informado de la pérdida de efecto de las propiedades de disminución de la PIO en cuestión de horas. Sin embargo, un estudio de Hosseini y sus colegas encontró que la aplicación tópica crónica de 0,5% de WIN 55.212-2 (THC sintético) fue efectiva en la reducción de la presión intraocular durante un mes en ratas.[3]

Además, otra investigación realizada en 2018 ha demostrado que el sistema endocannabinoide no solo puede reducir la presión ocular, sino que también puede actuar sobre ciertos receptores para que actúen como neuroprotectores contra los daños en el nervio óptico. [4] Sin embargo, esto no es una novedad ya que un estudio de 2009 mostró cómo la expresión de los receptores de los cannabinoides (CB1 y CB2) están involucrados en la supervivencia y la muerte, en las células de la retina.  [5]

Con más investigación dedicada a esto, se puede tener el potencial para prevenir el glaucoma u otras enfermedades neurodegenerativas de la retina. No obstante, “la Sociedad Oftalmológica de Canadá no apoya el uso médico del cannabis para el tratamiento del glaucoma debido a la corta duración de su acción, la incidencia de efectos secundarios psicotrópicos y otros efectos secundarios sistémicos indeseables, y la ausencia de pruebas científicas que demuestren un efecto beneficioso en el curso de la enfermedad”.[6]

Día Mundial del Glaucoma

El Día Mundial del Glaucoma se celebra el 12 de marzo, pero la semana de concienciación en 2020 tiene lugar desde el 8 al 14 de marzo.

En conclusión, si bien se han realizado estudios que demuestran que el cannabis medicinal tiene ciertas propiedades que podrían ayudar (como un tratamiento adyuvante) a prevenir el glaucoma o incluso tener el potencial de tratarlo, es necesario realizar más investigaciones para encontrar plenamente un tratamiento para el glaucoma que sea viable, con una dosificación y que logre evitar cualquier efecto adverso.

[1] Tomida, I. (2004). Cannabinoids and glaucoma. British Journal of Ophthalmology, 88(5), 708–713. doi:10.1136/bjo.2003.032250

[2] Quigley, H. A. (2011). Glaucoma. The Lancet, 377(9774), 1367–1377. doi:10.1016/s0140-6736(10)61423-7

[3] Cairns, E. A., et alt. (2016). The Endocannabinoid System as a Therapeutic Target in Glaucoma. Neural Plasticity, 2016, 1–10. doi:10.1155/2016/9364091doi:10.2174/1570159X15666170724104305

[4] Rapino C, et alt. Neuroprotection by (endo)Cannabinoids in Glaucoma and Retinal Neurodegenerative Diseases. Curr Neuropharmacol. 2018;16(7):959-970. doi:10.2174/1570159X15666170724104305

[5] Yan Wei et al. Presence and regulation of cannabinoid receptors in human retinal pigment epithelial cells. Mol Vis. 2009; 15: 1243–1251.

[6] Rafuse, P., & Buys, Y. M. (2019). Medical use of cannabis for glaucoma. Canadian Journal of Ophthalmology, 54(1), 7–8. doi:10.1016/j.jcjo.2018.11.001