Todo el mundo experimentará en algún momento de su vida períodos de tristeza y desesperación, pero estos sentimientos suelen desaparecer en cuestión de horas o incluso días, es simplemente una parte inevitable del ser humano. Sin embargo, si estos “momentos bajos” se producen durante un largo período de tiempo, quizás estés sufriendo depresión.

La depresión es una enfermedad mental que afecta a más de 350 millones de personas en todo el mundo, es decir, 5% de la población mundial. Además, el 20% de estas personas con depresión desarrollan también síntomas psicóticos. Este padecimiento se caracteriza por su capacidad para hacer que el paciente pase por un largo período de tristeza abrumadora. A pesar de que cada persona puede vivir la depresión de forma única, la víctima a menudo se siente desmotivada y desganada. Tareas cotidianas como levantarse, ducharse y reunirse con amigos pueden resultar una tarea ardua, llevando a la persona a permanecer en el aislamiento y, así, empeorando su situación.

¿Qué tratamientos para la depresión existen?

Los tratamientos para las enfermedades mentales son muy complejos. Normalmente, el tratamiento para la depresión consiste en someter al paciente a un periodo de consumo medicamentos antidepresivos. Otra opción de tratamiento para esta patología es llevar a cabo una terapia de tipo cognitivo-conductual. Hay algunos, incluso, que combinan ambas opciones.

Para aquellos que no obtengan resultados con esos tratamientos convencionales, existen opciones alternativas como llevar a cabo un tratamiento para la depresión a base de cannabinoides. Los cannabinoides son unos compuestos presentes en la planta de Cannabis Sativa que tienen propiedades terapéuticas.

Samir Haj-Dahmane, un destacado experto en cannabis medicinal e investigador en la Universidad de Buffalo explica que “el uso de compuestos derivados del cannabis para restaurar la función endocannabinoide normal podría ayudar a estabilizar los estados de ánimo y aliviar la depresión“. Por otra parte, se ha descubierto que el cannabidiol produce efectos antidepresivos y antipsicóticos en animales. Un estudio tuvo como objetivo ver si el CBD ejercía una función antidepresiva en ratones que fueron sometidos a la prueba de natación forzada. Los resultados mostraron que el tratamiento con CBD redujo la cantidad de inmovilidad mostrada por los ratones y que, en general, el cannabidiol induce efectos antidepresivos similares a los de la imipramina (un antidepresivo estándar).

¿De qué otra manera pueden ayudar los cannabinoides a combatir la depresión?

  • Sueño: Para algunas personas la depresión puede causar agotamiento. Otros, sin embargo, sufren de insomnio extremo. El tetrahidrocannabinol (THC) puede tener un efecto sedante sobre el usuario, lo que hace que sea mucho más fácil dormir y, aún más importante, no despertarse.
  • Apetito: THC y CBD son cannabinoides conocidos por sus propiedades estimulantes del apetito. En este sentido, en ocasiones la depresión está vinculada o provoca algún tipo de trastorno alimentario. Por este motivo, para las personas con depresión que pierden el apetito, los cannabinoides pueden ayudarles a recuperar las ganas de comer.
  • Dolor: Las personas que sufren depresión a menudo experimentan dolores. En este sentido, el canabidiol es muy eficaz para aliviar este tipo de síntomas debido a sus propiedades anti-inflamatorias y efectos analgésicos.

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración.

*Este post se ha realizado en base a investigaciones existentes hasta la fecha de publicación del artículo. Debido al incremento de estudios en torno al cannabis medicinal, la información expuesta puede variar a lo largo del tiempo e iremos informando en posteriores escritos.

Summary
Rating: 4.5/5. From 4 votes.
Please wait...