En las últimas décadas, la obesidad se ha convertido en un gran problema de salud pública ya que el aumento excesivo de peso causa un mayor riesgo de diversas enfermedades crónicas como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, los trastornos musculo esqueléticos o algunos tipos de cáncer.

La obesidad en adultos, niños y adolescentes se ha convertido en un problema de salud mundial importante. Según Organización Mundial de la Salud (OMS), las últimas cifras oficiales (2016) alarman mucho: 1.900 millones de adultos tienen sobrepeso, 650 millones de adultos y 124 millones menores de 18 años son obesos. Además, desde 1975, la obesidad casi se ha triplicado en todo el mundo.

¿Qué es el sobrepeso y la obesidad?

Según la OMS, “el sobrepeso y la obesidad se definen como acumulación excesiva o anormal de grasa que representa un riesgo para nuestra salud.  La obesidad y el sobrepeso en adultos se clasifican comúnmente por el Índice de Masa Corporal (IMC), definido por el peso de una persona (kg) dividido por el cuadrado de la altura (m2):

IMC (Kg/m²) 16 – 18,5 18,5 – 25 25 – 30 > 30
Estado Delgadez Peso saludable Sobrepeso Obeso

Comprender la obesidad

El IMC está estrictamente relacionado con los adipocitos[1]. Los adipocitos son células que desempeñan un papel clave en el equilibrio energético. Cuando un tejido adiposo crece, los adipocitos aumentan en tamaño y número[2]. Hoy en día, podemos distinguir hasta tres tipos de tejidos adiposos:

Depósitos de grasa:

– El tejido adiposo blanco (WAT, por sus siglas en inglés) es responsable de almacenar energía en forma de grasa, y también de la secreción de hormonas.

Quema de grasas:

  • El tejido adiposo marrón (BAT, por sus siglas en inglés) ayuda a convertir la energía en calor y conduce a un gasto calórico, especialmente bajo exposición prolongada al frío (19ºC), como sucede en invierno. Gracias a la proteína UCP1 ubicada en las membranas mitocondriales internas, se produce un flujo de protones a través de la membrana mitocondrial interna y se genera calor, sin necesidad de la producción compleja de ATP (un químico orgánico que proporciona energía). De hecho, la exposición de un animal al frío conduce a un aumento del BAT. Por el contrario, las personas obesas han reducido el BAT. El tejido adiposo marrón se compone de una alta densidad de mitocondrias (energía proveedora a la célula).

– El tejido adiposo beige (ATs beige, por sus siglas en inglés) también es capaz de disipar energía como el calor, pero en condiciones externas como el ejercicio y el estrés y las condiciones internas en las hormonas tiroideas y activadores de adrenoreceptores. Además del BAT, los adipocitos beige también expresan UCP1. Los ATs beige son adipocitos de transición, lo que significa que pueden convertir de WAT a BAT después de un estímulo.  Este cambio en el tipo de tejido adiposo se considera como una nueva terapia posible contra la obesidad.

El sistema endocannabinoide y la obesidad

El sistema endocannabinoide (SEC) ha demostrado estar involucrado en la regulación del metabolismo energético, la temperatura corporal y la inflamación.

El bloqueo de CB1 provoca la reducción de la ingesta de alimentos y también convierte el WAT en AT beige. Por el contrario, la activación de CB1 influye en las vías de sabor y olor, lo que conduce a la hiperfagia (hambre excesiva) y la acumulación de grasa.

Además, también se han estudiado los efectos del receptor CB2. Los adipocitos en sujetos obesas expresan un nivel bajo de UCP1. Sin embargo, después de haber estimulado el CB2, ese nivel aumenta significativamente, después de un mayor gasto de energía. Por el contrario, la inhibición del receptor CB2 puede aumentar la ingesta de alimentos. Además, el CB2 tiene la capacidad de mejorar el cambio de WAT en BAT[3].

El impacto de la dieta occidental en el sistema endocannabinoide

Estudios recientes muestran que un incremento de ácidos grasos omega-6 en la dieta promueve la obesidad. Los ácidos grasos omega 6 son precursores de la anandamida (AEA) y el 2-Arachidonoylglycerol (2-AG), dos de los principales endocannabinoides que activan los CB1 y CB2.

La sobreestimulación del CB1 conduce a un aumento de la ingesta calórica, disminuye las tasas metabólicas e interrumpe el SEC. Tanto el omega-6 como el omega-3 compiten por las mismas enzimas. En consecuencia, dado que la cantidad de omega-6 es proporcionalmente mayor que la cantidad de omega-3, la mayoría de esas enzimas serán utilizadas por ácidos grasos omega-6. Este factor provoca una producción anormal de AEA y 2-AG, lo que resulta en la sobreestimulación de los receptores CB1.

Por lo tanto, una combinación de los suplementos de omega-3 y cannabinoides podría representar un tratamiento potente e interesante para la obesidad, ya que podría disminuir la síntesis AEA y 2-AG (acciones omega-3), y al mismo tiempo podría disminuir la densidad de la expresión de CB1 (Acciones de tetrahidrocannabinol), lo que conduce a una reducción de la sensibilidad a AEA y 2-AG derivada de una dieta rica en omega-6/omega-3[4].

De hecho, se ha documentado que los consumidores crónicos de cannabis presentan un IMC reducido.

 

El consumo crónico de cannabis conduce a una reducción del IMC

El cannabis es bien conocido por aumentar el apetito. Sin embargo, los resultados de un estudio prospectivo nacional de 3 años en los Estados Unidos mostraron que un aumento de la ingesta de cannabis se asocia con un IMC más bajo. Esto podría explicarse por el hecho de que el consumo crónico de cannabis conduce a una disminución de la densidad de la expresión CB1 que resulta en una disminución del impacto de la alta cantidad de AEA y 2-AG.

Otra explicación podría provenir del papel inmunomodulador de CB2. Sus efectos antiinflamatorios podrían ayudar a reducir la inflamación del tejido adiposo asociado con la obesidad. Sin embargo, se necesitan más estudios[5].

El bloqueo de CB1 y otros tratamientos que podrían ayudar a tratar la obesidad

Los tratamientos actuales contra la obesidad incluyen cambios en el estilo de vida, medicamentos y cirugía. A la luz de los datos actuales disponibles, bloquear el CB1 mediante el uso de sus antagonistas puede ser una manera eficiente de abordar la obesidad. Sin embargo, se han observado efectos secundarios psicológicos adversos después de usar el antagonista CB1 «Rimonabant». Esos efectos secundarios pueden ser contabilizados por el bloqueo CB1 ubicado en el sistema nervioso central. En consecuencia, el desafío actual es desarrollar antagonistas CB1 que no cruzarían la barrera de la sangre del cerebro manteniendo la eficacia terapéutica potencial[6].

En resumen, una dieta variada y equilibrada junto con un estilo de vida saludable son las mejores maneras de evitar problemas de sobrepeso. Sin embargo, una mejor comprensión del sistema endocannabinoide puede ser una fuente de esperanza para tratar la obesidad ya que los tratamientos basados en cannabinoides pueden resultar eficaces y pueden limitar los problemas de salud muy graves que resultan de él.

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración. Este post se ha realizado en base a investigaciones existentes hasta la fecha de publicación del artículo. Debido al incremento de estudios en torno al cannabis medicinal, la información expuesta puede variar a lo largo del tiempo e iremos informando en posteriores escritos.

[1] Engin, A. (2017). The Definition and Prevalence of Obesity and Metabolic Syndrome. Advances in Experimental Medicine and Biology, 1–17.doi:10.1007/978-3-319-48382-5_1

[2] Gregoire, F. et alt. Understanding Adipocyte Differentiation. 1998. Physiological Reviews, 78(3), 783–809.doi:10.1152/physrev.1998.78.3.783

[3] Rossi, F. et alt. Role of Cannabinoids in Obesity. International Journal of Molecular Sciences, 19(9), 2690. 2018, doi:10.3390/ijms19092690

[4] Clark, T. et alt. Theoretical Explanation for Reduced Body Mass Index and Obesity Rates in Cannabis Users. Cannabis and Cannabinoid Research, 3(1), 259–271. 2018. doi:10.1089/can.2018.0045

No votes yet.
Please wait...
Summary
El entendimiento del sistema endocannabinoide para tratar la obesidad
Article
El entendimiento del sistema endocannabinoide para tratar la obesidad
Description
La forma tradicional de tratar la obesidad es cambiando tu estilo de vida, con medicamentos o cirugía. Sin embargo, se está estudiando cómo el cannabis medicinal puede ayudar a tratar la obesidad
Author
Publisher Name
Kalapa Clinic
Publisher Logo