Noticia: Medicamentos a base de cannabis tópico: un nuevo tratamiento adyuvante para las úlceras venosas de las piernas

Las úlceras venosas de la pierna (Ulcus crusis venosum), también conocidas como «llagas abiertas», son heridas profundas que en la parte inferior de la pierna no cicatrizan bien. Ocurren con mayor frecuencia en pacientes mayores con enfermedades crónicas. En un estudio abierto, un equipo de investigadores canadienses descubrió que la terapia con medicamentos externos a base de cannabis, además de los vendajes de compresión, aceleraba el cierre de la herida. Los científicos indican que además de los cannabinoides tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD), los flavonoides y terpenos también contribuyen al efecto.

¿Qué causa las úlceras venosas de la pierna?

El ulcus crusis venosum es una consecuencia de un trastorno circulatorio de las piernas. La causa más común es la debilidad de las venas de las piernas; en estos casos, las venas ya no pueden transportar la sangre de vuelta al corazón. Las úlceras generalmente se tratan con vendajes de compresión, que apoyan el retorno venoso de la sangre. Además, se usan  medicamentos tópicos como parte del tratamiento de heridas. Estos incluyen antisépticos, preparaciones de factor de crecimiento o plasma rico en plaquetas.

A pesar del tratamiento óptimo, solo del 50 al 75% de los pacientes con úlceras venosas en las piernas logran una cicatrización completa de la herida. Además, las úlceras pueden reaparecer dentro de un año en un 40-70% de casos. Por lo tanto, las medias de compresión se utilizan como medida preventiva.

Algunos factores de riesgo de las úlceras venosas de la pierna son:

  • Insuficiencia venosa crónica (debilidad de las venas de las piernas)
  • Enfermedad oclusiva arterial periférica (EOAP)
  • Capacidad para caminar reducida
  • Edad avanzada
  • Obesidad
  • Diabetes mellitus
  • Alta presión sanguínea

Cierre completo de la herida en el 79% de los pacientes

14 pacientes con un total de 16 heridas participaron en el estudio abierto en un centro para el cuidado de heridas en Toronto. Las úlceras tenían en promedio más de 6 meses y no respondían a los vendajes compresivos ni a las terapias locales habituales. Un paciente había estado sufriendo su herida durante más de 12 años. Los 14 participantes tenían una edad media de 75,8 años y padecían enfermedades concomitantes complejas. Además, más de la mitad de los pacientes tenían factores de riesgo de cicatrización reducida de heridas, como edema (retención de agua) y trastornos circulatorios arteriales periféricos.

Los pacientes fueron tratados con vendajes compresivos y medicamentos tópicos a base de cannabis.

Al paciente se le aplicaron las preparaciones de cannabis al lecho de la herida y al tejido circundante cada dos días. Además de los cannabinoides THC y CBD, la formulación contenía los flavonoides quercetina, diosmina y hesperidina, así como el terpeno betacariofileno.

El gratificante resultado del tratamiento:

Después de un promedio de 34 días de terapia con cannabis, se observó un cierre completo de la herida en 11 pacientes (79%) y 13 úlceras (81%). En los tres participantes restantes, la cicatrización estaba muy avanzada, pero no pudieron alcanzar el cierre completo de la herida. El tratamiento quedó libre de efectos secundarios: Ni los propios pacientes ni el personal médico que aplicó los preparados en las heridas reportaron efectos secundarios.

Interacción de cannabinoides, flavonoides y terpenos

El sistema endocannabinoide (ECS) juega un papel importante en la cicatrización de heridas. Los receptores CB1 y CB2 abundan en la piel, mediando en los efectos antiinflamatorios del THC y el CBD. Además, los cannabinoides conducen a los vasos sanguíneos, lo que se asocia con una mejor perfusión tisular y suministro de oxígeno, y por ende con el resultado de una mejor cicatrización de las heridas.

Otros ingredientes de la planta de cannabis también favorecen la cicatrización de heridas: el terpeno Beta-cariofileno se une a los receptores CB2 y también contrarresta la inflamación. La quercetina flavonoide fue capaz de acelerar la cicatrización de heridas en experimentos con cultivos de células de la piel. Diosmina y hesperidina, también flavonoides, fortalecen a su vez las venas.

Tratamiento de heridas sencillo y seguro con medicamentos de cannabis tropical

El equipo científico concluyó que las preparaciones de cannabis para uso externo pueden acelerar la curación de heridas crónicas. Incluso en las úlceras venosas de la pierna que cicatrizaban mal, se logró una rápida cicatrización en casos médicamente complejos. La principal ventaja es que los pacientes pueden continuar el tratamiento de forma independiente en casa. Según los científicos, si los cannabinoides tópicos son efectivos o no para otros tipos de heridas será un punto de investigación en futuros estudios.

Sources

Maida V, Shi RB, Fazzari FGT, Zomparelli L. Topical Cannabis-Based Medicines – A Novel Adjuvant Treatment for Venous Leg Ulcers: An Open-Label Trial. Exp Dermatol. 2021 May 19. doi: 10.1111/exd.14395. Epub ahead of print. PMID: 34013652.

About Minyi

Minyi Lü leidet an chronischen Schmerzen aufgrund ihrer Fingerarthrose. Ihre Beschwerden behandelt sie seit 2017 sehr erfolgreich mit medizinischem Cannabis. Als PTA und Pharmaziestudentin bringt sie nun ihr Know-how ein, um über die neuesten wissenschaftlichen Erkenntnisse rund um Medizinalcannabis zu berichten.