Noticia: Encuesta transversal – Cannabis en la epidermólisis ampollosa

epidermolysis_bullosa

La epidermólisis ampollosa (EB), también conocida como enfermedad de la piel de mariposa, es un trastorno genético de la piel poco común. Las personas afectadas tienen una piel tan sensible que incluso las heridas más pequeñas, como las que se producen al ponerse un jersey, provocan una cicatrización deficiente. Los síntomas se acompañan de dolor intenso y picor, y restringen de forma permanente la calidad de vida de quien la sufre.

Un equipo de investigación holandés demostró en una encuesta transversal a nivel global, y anónima, que los medicamentos a base de cannabis alivian el dolor y el picor en la EB. También se acelera la cicatrización de las heridas y se reduce la inflamación. Además, la mayoría de los pacientes pudieron reducir la dosis de otros medicamentos, especialmente analgésicos y medicamentos contra la picazón.

Epidermólisis ampollosa: una enfermedad cutánea poco común

La epidermólisis ampollosa (EB) es un grupo de enfermedades cutáneas genéticas raras. Incluso las lesiones más pequeñas en la piel extremadamente sensible o en las membranas mucosas, que normalmente no se notan, producen ampollas y no cicatrizan bien. Las posibles complicaciones aluden a heridas crónicas, inflamación, infecciones de heridas, cicatrices y el desarrollo de afecciones fuera de la piel. Muchos pacientes con EB experimentan dolor intenso y picazón, lo que es particularmente molesto y difícil de tratar.

Según el grado de formación de ampollas, la EB se divide en tres subgrupos:

  • Epidermólisis ampollosa simple (EBS)
  • Epidermólisis ampollosa de la unión (JEB)
  • Epidermólisis ampollosa distrófica (DEB): DEB recesiva (RDEB) y DEB dominante (DDEB).

En Alemania, por cada 25.000 nacimientos nace un bebé con EB, lo que hace que esta enfermedad cutánea sea poco común.

Estudio transversal internacional con 71 encuestados

El equipo de investigación de la Universidad de Groningen, en los Países Bajos, realizó una encuesta anónima en Internet sobre el uso de cannabis medicinal para la epidermólisis ampollosa. Se invitó a las personas con la afección y a sus cuidadores a participar en el estudio transversal, en inglés, y a través de las redes sociales, los grupos de apoyo y los médicos que tratan a estos pacientes. Un total de 155 personas participaron en la encuesta, de las cuales se obtuvieron 71 conjuntos de datos que fueron analizados científicamente. Las encuestas restantes se excluyeron debido a datos incompletos, falta de tratamiento con cannabis o doble participación.

Participaron personas afectadas de los cinco continentes. Estados Unidos fue el país más representado, con 62 pacientes (87,3%), ya que el cannabis medicinal ya se usa ampliamente en USA. Otros cinco pacientes (7,0%) viven en Europa, y dos en Oceanía. También hubo un caso de Asia y otro en África.

La mayoría de los encuestados informaron de síntomas moderados (31,0%), graves (33,8%) o muy graves (16,9%). La mayoría de los encuestados (87,3%) informaron que actualmente consumen productos de cannabis para la EB.

Mejora en el 95% de los participantes y reducción de la necesidad de medicación

Casi todos de los 71 pacientes se beneficiaron de la medicación a base de cannabis. Además de la mejora de los síntomas generales, el dolor y la picazón disminuyeron en particular.

Porcentaje de pacientes con EB con alivio de los síntomas:

  • Síntomas generales (95%)
  • Dolor (94%)
  • Picazón (91%)
  • Curación de heridas (81%)
  • Inflamación (72%)
  • Tiempo de cicatrización de heridas (60%)

Además, el 79 por ciento de los pacientes pudieron reducir o suspender otros medicamentos gracias a la terapia con cannabis. Los analgésicos y antipruriginosos a base de opiáceos y de venta libre fueron los que quedaron reducidos con mayor frecuencia. También se notificaron bajas en las dosis de antidepresivos, antineuropáticos y ansiolíticos. Que el cannabis medicinal llevase a una mayor necesidad de otros medicamentos fue, por otro lado, la excepción: solo una persona indicó una mayor necesidad de analgésicos.

La mayoría de los afectados usaban productos de cannabis equilibrados con THC / CBD (35%). Estos contienen el psicotrópico tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol no intoxicante (CBD) en cantidades aproximadamente iguales. A esto le siguieron las preparaciones de cannabis con predominio de CBD con una quinta parte, y las preparaciones de cannabis con predominio de THC con un 15%. El tercio restante de los participantes consumió cannabis con contenido de sustancia activa desconocido.

Productos de cannabis tópicos y orales más utilizados

La mayoría de los participantes usaron productos de cannabis con varias formas de aplicación:

• Externo (60%)

• Oral (60%)

• Inhalado (55%)

• Sublingual (38%)

Por lo tanto, a partir de los datos disponibles, el equipo de investigación no pudo deducir qué perfil de cannabinoides y forma de aplicación funcionaron mejor. Con todo, los pacientes experimentaron diferentes efectos sobre los síntomas según el tipo de aplicación.

El equipo de investigación resumió la experiencia del paciente de la siguiente forma:

«Descubrimos que una combinación de formas de aplicación ingeridas y tópicas funcionó mejor, ya que cada producto trata diferentes aspectos de la epidermólisis ampollosa. Los productos ingeridos ayudan con la inflamación interna y el control del dolor. Los productos tópicos ayudan con el dolor local y la cicatrización de heridas».

Las preparaciones tópicas de cannabis ofrecen varios beneficios terapéuticos: esto se dirige directamente al sistema endocannabinoide (ECS) en el área de la herida, que juega un papel importante en la cicatrización de la misma. El ECS regula la formación de citocinas y óxido nítrico, así como el desarrollo de células córneas (queratinocitos) en las lesiones.

Otra ventaja de la terapia local con cannabis es la reducción de la absorción de cannabinoides en la circulación. Esto da como resultado menos efectos secundarios que la ingesta oral, como los efectos psicotrópicos. De las 71 personas afectadas, alrededor de dos tercios usaban cremas y aceites, seguidos de lociones y aerosoles.

Los productos de cannabis oral se utilizaron con tanta frecuencia como los externos: los aceites y pastas que contienen cannabinoides (77%), las flores de cannabis (55%) y los productos comestibles de cannabis (48%), los denominados comestibles, fueron los más utilizados. También se mencionaron tinturas, otras formas de dosificación líquidas y cápsulas.

Dolor y picazón reducidos a la mitad

En el alivio del dolor, los productos de cannabis mostraron resultados particularmente positivos: el efecto del tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD) para el tratamiento del dolor neuropático de otras causas está bien estudiado. Actualmente, existe evidencia moderada-fuerte para el tratamiento del dolor crónico. Sin embargo, dado que el dolor en la EB surge a través de diferentes vías, como el dolor nociceptor (por ejemplo, dolor de heridas), el dolor crónico constante o el dolor nervioso, se precisan más estudios.

En la encuesta, las personas con EB informaron sobre todo de una disminución en el dolor de fondo (95%), el dolor relacionado con el movimiento (91%) y el dolor de la herida (85%). A muchos pacientes también les resulta más fácil vestirse a diario: el 83% informó de una menor incomodidad al cambiarse de ropa.

Los cannabinoides también alivian el picor, un síntoma particularmente molesto de la EB. La experiencia hasta la fecha muestra que el cannabis puede aliviar las afecciones cutáneas que pican, como la neurodermatitis (dermatitis atópica), la psoriasis o la picazón asociada con otras enfermedades raras. Actualmente, los científicos creen que el alivio de la picazón está mediado por los receptores CB1 y CB2 del ECS, así como por la influencia de los canales TRPV.

Antes de comenzar el tratamiento con cannabinoides, los encuestados calificaron el dolor en aproximadamente 6,5 y la picazón en 6, en una escala de 0 a 10. El cannabis redujo a la mitad las quejas, a aproximadamente tres para el dolor y la picazón. Sin embargo, muy pocos participantes experimentaron una exacerbación de la picazón.

Membranas mucosas secas como el efecto secundario más común

El efecto secundario más común fue la sequedad de las membranas mucosas: casi la mitad de los encuestados informaron sequedad de boca (44,4%) y aproximadamente una cuarta parte informó de sequedad en los ojos (26,7%). Estos efectos deben tenerse en cuenta, ya que la piel seca y las membranas mucosas pueden agravar los síntomas. Otros efectos secundarios incluyeron tos y mareos. En casos raros, se informaron problemas de paranoia, coordinación, memoria o concentración. Según la investigación actual, el cannabis medicinal se tolera bien en su mayoría.

Se necesitan estudios controlados

La encuesta científica mostró que los medicamentos a base de cannabis alivian varios síntomas de la epidermólisis ampollosa. Sin embargo, según el equipo de investigación, se necesitan estudios controlados para obtener más información sobre los posibles beneficios de la terapia con cannabis en la EB. Por ejemplo, es necesario aclarar qué tipos de aplicación y qué perfil de cannabinoides funcionan mejor para la amplia gama de síntomas.

Fuentes:

Schräder, N.H.B., Gorell, E.S., Stewart, R.E. et al. Cannabinoid use and effects in patients with epidermolysis bullosa: an international cross-sectional survey study. Orphanet J Rare Dis 16, 377 (2021). https://doi.org/10.1186/s13023-021-02010-0

Foto de Benjamin Ruttan (Unsplash)

About Minyi

Minyi Lü leidet an chronischen Schmerzen aufgrund ihrer Fingerarthrose. Ihre Beschwerden behandelt sie seit 2017 sehr erfolgreich mit medizinischem Cannabis. Als PTA und Pharmaziestudentin bringt sie nun ihr Know-how ein, um über die neuesten wissenschaftlichen Erkenntnisse rund um Medizinalcannabis zu berichten.