Noticia: El CBD puede ayudar a reducir el agotamiento y la fatiga

Burnout CBD

La pandemia de gripe es un gran desafío para todo el mundo. Los trabajadores sanitarios que tratan a diario a pacientes gravemente enfermos por la COVID 19 están sometidos a una tensión psicológica intensa. Muchos sufren de agotamiento emocional y padecen el síndrome de burnout. También pueden padecer depresión, ansiedad, trastornos del sueño y trastorno de estrés postraumático (TEPT), con consecuencias potencialmente importantes para el sistema sanitario y la calidad de la asistencia.

Recientemente, un equipo de investigadores analizó los efectos del cannabinoide no psicotrópico cannabidiol (CBD) en la salud mental del personal médico en plena pandemia, en noviembre de 2020. El resultado del estudio abierto fue alentador: el CBD combinado con el tratamiento estándar -por ejemplo, entrenamiento deportivo y apoyo psicológico- alivió el agotamiento emocional. Los síntomas ansiosos y depresivos disminuyeron significativamente después de sólo una semana de uso. El agotamiento también se produjo con menos frecuencia con el CBD.

El agotamiento y el burnout son comunes entre los trabajadores sanitarios durante la pandemia

Los profesionales médicos que se encuentran en primera línea de la crisis de coronavirus suelen sufrir depresión, trastornos de ansiedad, insomnio y trastorno de estrés postraumático (TEPT), según han demostrado los estudios. La salud mental del personal médico desempeña un papel importante en el sistema sanitario y la calidad de la atención médica, especialmente durante una pandemia mundial.

Estudio abierto con 120 trabajadores sanitarios

Un equipo internacional de investigadores de Brasil, Israel, Canadá y EE.UU. realizó un estudio abierto de grupos paralelos con 120 médicos, enfermeras y fisioterapeutas. Los profesionales sanitarios trataron casos graves de coronavirus en el Hospital Universitario de la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto (Universidad de São Paulo, Brasil).

Mediante correos electrónicos, la página web del hospital y las redes sociales, el equipo científico hizo un llamamiento a la participación. Entre junio y noviembre de 2020, en medio de la primera ola de la pandemia de COVID-19 en Brasil, hallaron 214 participantes, 120 de los cuales fueron asignados al azar a ambos grupos de tratamiento. De las 61 personas originales dentro del grupo de CBD, 59 trabajadores tomaron CBD dos veces al día durante cuatro semanas y completaron el tratamiento estándar. Otras 59 personas del grupo de comparación sólo recibieron la terapia estándar.

Se evaluaron científicamente los resultados de 118 participantes. La mayoría de ellos trabajaban en cuidados intensivos para personas infectadas con COVID-19. Dos participantes del grupo de CBD interrumpieron el estudio prematuramente debido a los graves efectos secundarios (reacción cutánea, aumento de los valores hepáticos). Tras la interrupción del cannabinoide, los efectos secundarios remitieron por completo. Otra persona abandonó el estudio para participar en un ensayo de vacunas.

Terapia estándar: compensación deportiva, atención psicológica y entorno laboral de apoyo

Ambos grupos recibieron un tratamiento estándar. Con vídeos instructivos, los participantes hicieron ejercicio físico ligero. Además, facilitaron apoyo psicológico intensivo mediante citas semanales y con un psiquiatra si era necesario. Los participantes, en ningún momento, sabían si estaban tomando CBD o no. Se les proporcionó además asesoramiento terapéutico y apoyo espiritual. Los psiquiatras evaluaron la gestión del estrés crónico y comprobaron los signos del síndrome de agotamiento.

Posibles síntomas de agotamiento:

  • Falta de energía
  • Agotamiento
  • Pensamientos negativos sobre el trabajo
  • Falta de eficacia en el trabajo

Los participantes evaluaron sus síntomas semanalmente mediante cuestionarios rellenados con un teléfono móvil o un ordenador. La autocalificación se realizó antes del inicio del estudio y semanalmente durante los 28 días de estudio.

Además, se adaptó el entorno de trabajo. Además del equipo de protección personal, por ejemplo, el cambio de horario de trabajo, la ampliación del equipo y la realización de test de COVID periódicos.

Reducción del burnout y de las emociones

El CBD redujo la incidencia del burnout. Antes del inicio del estudio, algo más del 40% del grupo del CBD tenía Síndrome de Burnout. Una vez finalizado el estudio, el burnout sólo se detectó en algo menos del 30%. En cambio, en el grupo de comparación, que sólo recibió la terapia estándar, los casos de burnout aumentaron de poco más del 30 a casi el 40 por ciento. Con todo, la diferencia no es estadísticamente significativa.

El agotamiento emocional disminuyó con el CBD: las molestias se evaluaron con el «Maslach Burn-out Inventory», un autotest específico para profesionales de la salud. El cuestionario proporciona puntuaciones entre 0 y 54, y los valores numéricos más altos indican un mayor agotamiento psicológico. En el grupo de CBD, los valores bajaron de los 29 iniciales a 24 después de cuatro semanas. Tras dos semanas de terapia, la fatiga mejoró significativamente. En el grupo de comparación, sin embargo, la fatiga aumentó ligeramente: las puntuaciones subieron de 33 a 36.

La depresión y los trastornos de ansiedad disminuyen significativamente

El CBD redujo significativamente la incidencia de la depresión. La gravedad de los síntomas depresivos se evaluó con el PHQ (Patient Health Questionnaire). En una escala de 0 a 27 puntos, los valores más altos significaban una mayor depresividad. Una enfermedad depresiva se define por una puntuación del PHQ superior a 9.

El CBD consiguió aliviar significativamente los síntomas depresivos en más de la mitad de los afectados. La proporción de personas diagnosticadas de depresión descendió del 46% inicial al 22%. En el grupo de comparación, sin embargo, los diagnósticos aumentaron ligeramente del 48 al 51 por ciento.

El efecto antidepresivo del CBD se estableció rápidamente: después de sólo una semana, la puntuación del PHQ se redujo de forma estadísticamente significativa de alrededor de 9 a menos de 7 y se mantuvo baja durante todo el estudio. En el grupo de comparación, la puntuación del PHQ permaneció casi sin cambios desde el nivel inicial de poco más de 10.

El CBD alivia significativamente el trastorno de ansiedad generalizada. La ansiedad se clasificó con el cuestionario GAD (Trastorno de Ansiedad Generalizada) con valores entre 0 y 21, correspondiendo los valores numéricos más altos a una ansiedad más fuerte. A partir de un TAG superior a 7, los expertos hablan de un trastorno de ansiedad generalizada.

En el grupo de CBD, la proporción de afectados con trastorno de ansiedad generalizada disminuyó significativamente. De un 46 por ciento inicial, los trastornos de ansiedad se redujeron al 17 por ciento tras el final del estudio. Así, el CBD consiguió reducir la proporción de trastornos de ansiedad generalizados a casi un tercio. En el grupo de comparación, el número de casos de trastornos de ansiedad se mantuvo casi sin cambios, desde el 43 por ciento inicial. Los efectos de alivio de la ansiedad también se produjeron rápidamente. Ya después de una semana de tratamiento, la puntuación del trastorno de ansiedad generalizada disminuyó de unos 9 a unos 6 inicialmente y alivió la ansiedad de forma persistente.

Los efectos secundarios son en su mayoría leves y temporales

Se produjeron efectos adversos en ambos grupos de tratamiento. En el grupo de CBD, se informó de somnolencia (25,4%) y fatiga (22,9%). También se informó de diarrea, aumento de peso y letargo. En cuanto a los efectos adversos, no se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos. Sólo se produjo un aumento del apetito con mayor frecuencia en los que recibieron sólo la terapia estándar.

Sin embargo, con el CBD se dieron efectos secundarios graves en cinco personas. En dos casos se trató de una reacción cutánea, que obligó a una persona a retirarse del estudio. Se detectaron valores hepáticos elevados en tres personas, una de las cuales también tuvo que retirarse del estudio. Sin embargo, todos los efectos secundarios remitieron por completo al finalizar el estudio. Por ello, la ingesta de CBD debe ser controlada por un médico.

El CBD no influye en los mediadores inflamatorios

Los niveles inflamatorios elevados de interleucina-1 beta en la sangre pueden estar asociados con el malestar psicológico, como el agotamiento, la depresión y las enfermedades relacionadas con el estrés. El estudio mostró una correlación entre el aumento de los niveles de inflamación y el síndrome de agotamiento. Aunque el CBD tiene un efecto antiinflamatorio, el nivel de interleucina-1 beta aumentó debido al estrés psicológico. Son necesarios más estudios para aclarar la cuestión de hasta qué punto el efecto antiinflamatorio del CBD desempeña un papel en las enfermedades mentales.

Sin embargo, según el equipo de investigación, el estudio también tiene puntos débiles. Por ejemplo, no fue un estudio doble ciego, rechazado por el comité de ética debido a los altos requisitos de seguridad que son necesarios cuando se trabaja con pacientes infectados con COVID-19. Debido al corto período de seguimiento, la toma de una única dosis fija de CBD y la aplicación en un solo hospital, los efectos positivos no son necesariamente transferibles a las casos clínicos de COVID-19 y hospitales en otros países. Por lo tanto, en el futuro se necesitan estudios amplios a doble ciego.

Fuente:

Crippa JAS, Zuardi AW, Guimarães FS, et al. Efficacy and Safety of Cannabidiol Plus Standard Care vs Standard Care Alone for the Treatment of Emotional Exhaustion and Burnout Among Frontline Health Care Workers During the COVID-19 Pandemic: A Randomized Clinical Trial. JAMA Netw Open. 2021;4(8):e2120603. Published 2021 Aug 2. doi:10.1001/jamanetworkopen.2021.20603

About Minyi

Minyi Lü leidet an chronischen Schmerzen aufgrund ihrer Fingerarthrose. Ihre Beschwerden behandelt sie seit 2017 sehr erfolgreich mit medizinischem Cannabis. Als PTA und Pharmaziestudentin bringt sie nun ihr Know-how ein, um über die neuesten wissenschaftlichen Erkenntnisse rund um Medizinalcannabis zu berichten.