Los cannabinoides más importantes (THC, CBD, CBC, CBG, CBN) y sus efectos terapéuticos

cannabinoides-y-sus-efectos-terapeuticos

Hay más de 100 fitocannabinoides diferentes en la planta de cannabis que interactúan con el sistema endocannabinoide (ECS) del cuerpo. El más conocido es el psicotrópico tetrahidrocannabinol (THC), mientras que el cannabidiol (CBD) es el cannabinoide no intoxicante más común. Además, entre los numerosos fitocannabinoides, el cannabicromeno (CBC), el cannabigerol (CBG) y el cannabinol (CBN) tienen importantes efectos terapéuticos.

La estructura química del tetrahidrocannabinol (THC) se descifró en 1964. Aproximadamente 30 años después, los investigadores descubrieron los endocannabinoides N-araquidonoiletanolamina (anandamida) y 2-araquidonoilglicerol (2-AG) [1]. Estos hitos llevaron al descubrimiento del sistema endocannabinoide (ECS), que tiene un papel importante en la regulación de procesos fisiológicos como el apetito, la percepción del dolor, el estado de ánimo y la memoria.

THC – tetrahidrocannabinol

El tetrahidrocannabinol (THC), o más precisamente delta-9-tetrahidrocannabinol, es principalmente conocido por su efecto psicotrópico, que está mediado por los receptores CB1. El cannabinoide también tiene numerosos efectos médicos. Las indicaciones con un buen historial de estudios son, por ejemplo: espasticidad en la esclerosis múltiple, náuseas y vómitos en pacientes con cáncer, dolor neuropático y pérdida de apetito en pacientes con VIH y cáncer. El THC también puede ser eficaz en otras enfermedades, como el síndrome de Tourette [2].

Cuando el THC se combina con otros cannabinoides, el efecto puede potenciarse: en un estudio de la Universidad de Londres en 2017, se demostró que el THC y el CBD combinados combaten las células leucémicas humanas preparadas de manera más eficaz que las sustancias individuales. La leucemia es un cáncer del sistema hematopoyético [3]. El THC reduce la presión intraocular y, por tanto, podría ser un agente antiglaucoma [14].

CBD – Cannabidiol

El cannabidiol (CBD), el cannabinoide más conocido después del THC, no desencadena efectos psicotrópicos y también tiene muchos efectos médicos positivos. El CBD se une solo débilmente a los receptores CB1 y CB2 del sistema encocannabinoide. En los receptores CB1, el CBD actúa como modulador alostérico negativo, lo que dificulta que el THC se una al receptor. De esta forma, el efecto psicotrópico es modulado por el CBD [18]. Ya se ha aprobado un fármaco terminado que contiene CBD para el tratamiento de formas raras de epilepsia infantil (síndromes de Lennox-Gaustaut y Dravet), así como las convulsiones asociadas con la esclerosis tuberosa (CET) [4].

También hay estudios prometedores para el tratamiento de la ansiedad y los efectos antipsicóticos en la esquizofrenia [5]. El CBD tiene propiedades antidepresivas [6]. Debido a sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios, el CBD puede ser útil en enfermedades asociadas con el estrés oxidativo, como cánceres, enfermedades neurodegenerativas (por ejemplo, enfermedad de Alzheimer) o enfermedades metabólicas (por ejemplo, diabetes mellitus) [7].

CBC – Cannabicromeno

El cannabicromeno (CBC) pertenece a los cannabinoides no psicotrópicos de la planta de cannabis. Las plantas que producen mucho CBD se obtienen mediante cruzamiento selectivo. CBC actúa sobre los receptores CB2, pero no sobre los receptores CB1. También afecta a los canales TRP, que desempeñan un papel en el dolor y la inflamación. En estudios con ratones, el CBC redujo el dolor y mejoró el efecto analgésico del THC [8]. El CBC también evidencia propiedades antidepresivas [6], antibacterianas y antifúngicas [9]. Los efectos antiinflamatorios del CBC se describieron por primera vez en 1980 en un modelo animal. CBC redujo la formación de edema (retención de agua) en patas de rata inflamadas.

En experimentos, el CBC también pudo estabilizar la membrana celular de los glóbulos rojos. El efecto antiinflamatorio se comparó con el del fármaco antiinflamatorio no esteroideo fenilbutazona: en dosis similares, el CBC fue más eficaz que la fenilbutazona. Además, el CBC se tolera mejor [10]. En 2013, un equipo de investigación italiano demostró que el CBC puede tener un efecto positivo en la viabilidad de las células madre de ratón aisladas al interactuar con los receptores de adenosina A1 [11].

CBG – Cannabigerol

El cannabigerol (CBG) es la sustancia precursora a partir de la cual la planta de cannabis forma los cannabinoides THC, CBD y CBC. El cannabinoide no psicotrópico es un agonista parcial de los receptores CB1 y CB2, es decir, se une a los receptores, pero solo ejerce un efecto débil. Por tanto, CBG reduce los efectos psicotrópicos del THC [12]. Además, el CBG también actúa sobre los receptores adrenérgicos alfa2 y los receptores 5-HT1A, un determinado receptor de serotonina. La investigación sobre CBG está todavía en su infancia, pero estudios recientes muestran efectos positivos en diversas enfermedades. Según los estudios actuales, el CBG puede ser eficaz en enfermedades neurológicas (por ejemplo, enfermedad de Huntington, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple) y enfermedades intestinales inflamatorias crónicas.

El CBG tiene un efecto reductor de la presión arterial al unirse al receptor adrenérgico alfa2 y, por tanto, podría utilizarse en el síndrome metabólico [13]. También se ha demostrado que el CBG puede reducir la presión intraocular, lo que hace que la sustancia sea interesante para el tratamiento del glaucoma [14]. CBG también puede ser eficaz en enfermedades de la piel como la psoriasis. CBG inhibe la formación patológicamente aumentada de células córneas en la psoriasis [15].

CBN – Cannabinol

El cannabinol (CBN) es un producto de oxidación del THC, es decir, se forma por la influencia del calor y el oxígeno y se encuentra principalmente en los productos de cannabis envejecidos. Fue descubierto ya en 1899 y, por lo tanto, es el primer cannabinoide investigado. Los estudios en humanos han demostrado que el CBN tiene un efecto ligeramente psicotrópico, que se intensifica cuando se combina con THC [16]. Médicamente, el CBN se puede utilizar debido a sus efectos sedantes y anticonvulsivos (antiespasmódicos). Además, los estudios indican efectos antiinflamatorios y antibióticos, que también podrían combatir gérmenes multirresistentes como MRSA (Staphylococcus aureus resistente a meticilina).

CBN también podría ser una opción para aplicaciones externas en el futuro. Al inhibir la formación de células córneas, el CBN podría ser útil en la psoriasis. Dado que el CBN también actúa sobre los sensores de calor (TRPV2), el cannabinoide puede potencialmente usarse para la terapia local de quemaduras [8]. En 2019, un equipo de investigación canadiense descubrió en un estudio con ratas que el CBN solo o en combinación puede aliviar el dolor muscular crónico, como el experimentado en la fibromialgia [17].

Los investigadores continúan trabajando para obtener más conocimientos sobre los efectos de los cannabinoides a través de estudios científicos. La ciencia seguirá respondiendo preguntas sobre estos y otros fitocannabinoides en los próximos años.

[1]          Trends in Pharmacological Sciences. Volume 36, Issue 5, Pages 277-296. Endocannabinoid signaling at the periphery: 50 years after THC.. M. Maccarrone, I. Bab, T. Bíró, Guy A. Cabral, Sudhansu K. Dey, V. Di Marzo, Justin C. Konje, G. Kunos, R. Mechoulam, P. Pacher, Keith A. Sharkey, A. Zimmer. (May 2015).

[2]          Fraguas-Sánchez, A.I., Torres-Suárez, A.I. Medical Use of Cannabinoids. Drugs 78, 1665–1703 (2018). https://doi.org/10.1007/s40265-018-0996-1

[3]          Scott KA, Dalgleish AG, Liu WM. Anticancer effects of phytocannabinoids used with chemotherapy in leukaemia cells can be improved by altering the sequence of their administration. Int J Oncol. 2017 Jul;51(1):369-377. doi: 10.3892/ijo.2017.4022. Epub 2017 May 29. PMID: 28560402.

[4]          https://www.ema.europa.eu/en/medicines/human/EPAR/epidyolex

[5]          White CM. A Review of Human Studies Assessing Cannabidiol’s (CBD) Therapeutic Actions and Potential. J Clin Pharmacol. 2019 Jul;59(7):923-934. doi: 10.1002/jcph.1387. Epub 2019 Feb 7. PMID: 30730563.

[6]          El-Alfy AT, Ivey K, Robinson K, Ahmed S, Radwan M, Slade D, Khan I, ElSohly M, Ross S.  Antidepressant-like effect of delta9-tetrahydrocannabinol and other cannabinoids isolated from Cannabis sativa L. Pharmacol Biochem Behav. 2010 Jun;95(4):434-42. doi:     10.1016/j.pbb.2010.03.004. Epub 2010 Mar 21. PMID: 20332000; PMCID: PMC2866040.

[7]          Atalay S, Jarocka-Karpowicz I, Skrzydlewska E. Antioxidative and Anti-Inflammatory Properties of Cannabidiol. Antioxidants (Basel). 2019 Dec 25;9(1):21. doi: 10.3390/antiox9010021. PMID: 31881765; PMCID: PMC7023045.

[8]          Ethan B. Russo, Jahan Marcu, Chapter Three – Cannabis Pharmacology: The Usual  Suspects and a Few Promising Leads, Editor(s): David Kendall, Stephen P.H. Alexander, Advances in Pharmacology, Academic Press, Volume 80, 2017, Pages 67- 134, ISSN 1054-3589, ISBN 9780128112328,                                                                                                        https://doi.org/10.1016/bs.apha.2017.03.004.                                                                                                 (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1054358917300273)

[9]          Turner CE, Elsohly MA. Biological activity of cannabichromene, its homologs and  isomers. J Clin Pharmacol. 1981 Aug-Sep;21(S1):283S-291S. doi: 10.1002/j.1552-                            4604.1981.tb02606.x. PMID: 7298870.

[10]        Life Sciences. Volume 26, Issue 23, 9, Pages 1991-1995. Anti-inflammatory properties of  cannabichromene – ScienceDirect. Philip W. Wirth, E. Sue Watson, Mahmoud ElSohly, Carlton E. Turner, James C. Murphy. (1980).

[11]        Noriko Shinjyo, Vincenzo Di Marzo, The effect of cannabichromene on adult neural   stem/progenitor cells, Neurochemistry International, Volume 63, Issue 5, 2013, Pages 432-      437, ISSN 0197-0186, https://doi.org/10.1016/j.neuint.2013.08.002.

[12]        Joshua A. Hartsel, Joshua Eades, Brian Hickory, Alexandros Makriyannis, Chapter 53 –  Cannabis sativa and Hemp, Editor(s): Ramesh C. Gupta, Nutraceuticals, Academic    Press, 2016, Pages 735-754, ISBN 9780128021477, https://doi.org/10.1016/B978-0-12-802147-7.00053-X.                                                                                                                        (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B978012802147700053X)

[13]     Potential Clinical Uses of CBG Rahul Nachnani, Wesley M. Raup-Konsavage and Kent E.  Vrana Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics February 1, 2021, 376 (2) 204-212; DOI: https://doi.org/10.1124/jpet.120.000340

[14]        Colasanti BK. A comparison of the ocular and central effects of delta 9-tetrahydrocannabinol and cannabigerol. J Ocul Pharmacol. 1990 Winter;6(4):259-69. doi: 10.1089/jop.1990.6.259.  PMID: 1965836.

[15]        Wilkinson JD, Williamson EM. Cannabinoids inhibit human keratinocyte proliferation   through a non-CB1/CB2 mechanism and have a potential therapeutic value in the treatment of psoriasis. J Dermatol Sci. 2007 Feb;45(2):87-92. doi: 10.1016/j.jdermsci.2006.10.009. Epub 2006 Dec 6. PMID: 17157480.

[16]     Effects of Δ9-Tetrahydrocannabinol and Cannabinol in Man

Karniol I.G. · Shirakawa I. · Takahashi R.N. · Knobel E. · Musty R.E. Pharmacology  1975;13:502–512 https://doi.org/10.1159/000136944

[17]        Wong H, Cairns BE. Cannabidiol, cannabinol and their combinations act as peripheral analgesics in a rat model of myofascial pain. Arch Oral Biol. 2019 Aug;104:33-39. doi:                   10.1016/j.archoralbio.2019.05.028. Epub 2019 May 28. PMID: 31158702.

[18]        Chung H, Fierro A, Pessoa-Mahana CD (2019) Cannabidiol binding and negative allosteric modulation at the cannabinoid type 1 receptor in the presence of delta-9-tetrahydrocannabinol: An In Silico study. PLoS ONE 14(7): e0220025. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0220025

¿Quieres saber más sobre el cannabis medicinal?

Tenemos un equipo de especialistas esperándote para contestar cualquier duda

About Minyi

Minyi Lü leidet an chronischen Schmerzen aufgrund ihrer Fingerarthrose. Ihre Beschwerden behandelt sie seit 2017 sehr erfolgreich mit medizinischem Cannabis. Als Pharmazeutin im Praktikum bringt sie nun ihr Know-how ein, um über die neuesten wissenschaftlichen Erkenntnisse rund um Medizinalcannabis zu berichten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *