El cannabis se ha utilizado durante siglos para diferentes afecciones. Desde hace años se investiga también sus propiedades terapéuticas en enfermedades como el Parkinson, el cáncer o la esclerosis múltiple, entre muchas otras. Esto ha sido posible gracias a la legislación que muchos países han hecho a favor del cannabis medicinal y que permiten investigar su efectividad en nuevos ámbitos como, por ejemplo, para curar fracturas de hueso.

Un estudio reciente de la Universidad de Tel Aviv fomentó la investigación sobre cómo el cannabis medicinal puede ser efectivo para curar fracturas de hueso. El estudio se llevó a cabo en base a tres experimentos. En el primero, se inyectó THC o CBD a ratas con fémures fracturados. En el segundo se analizaron los efectos de una mezcla de cantidades iguales de CBD y THC en un callo fracturado (un puente de conexión remanente de una fractura curada). Por último, el tercer experimento probó los efectos del THC y del CBD en la expresión de la enzima Iysil hidroxilasa de los osteoblastos (células que forman los huesos) que cataliza la unión cruzada del colágeno (curación ósea).

Tras obtener los resultados de los primeros dos experimentos, los investigadores observaron la mineralización ósea. Para el tercer experimento, se cultivaron osteoblastos de ratón recién nacidos y se analizó la abundancia del nivel de lisil hidroxilasa. En este sentido, los resultados de los tres experimentos fueron prometedores respecto a curar fracturas de hueso con cannabis medicinal y es que, por ejemplo, en el primer experimento después las ratas a las que se administró THC o CBD mostraron una gran mejoría entre 6 y 8 después.

Respecto al grupo al que se administró una sustancia controlada, no mostró ningún aumento en el tamaño del callo, demostrando así que el sistema endocannabinoide y sus receptores pueden ser estimulados para mejorar la curación ósea. También en el primer experimento, los investigadores observaron una gran mejora en las propiedades mecánicas y la fuerza de los huesos.

Otro hallazgo interesante fue que el CBD por sí mismo es mucho más efectivo en el proceso de curación de una fractura ósea. Con frecuencia, el CBD y el THC combinados tienen un efecto mayor cuando se trata de afecciones múltiples. En este caso, se demostró que el CBD es más efectivo sin THC y podría estimular los receptores endocannabinoides de manera suficiente. Por lo tanto, es un tema muy interesante ya que el CBD no tiene propiedades psicóticas ni efectos secundarios.

Los resultados del tercer experimento también fueron muy prometedores. Los investigadores encontraron que el CBD podría aumentar los niveles de ARNm de la Iysil hidroxilasa, que está involucrada en la formación de puentes cruzados de fractura. Así, se demostró cuánto cannabis puede influir en todo el cuerpo y tener efectos médicos positivos.

Este estudio y sus resultados sobre el efecto del cannabis para curar fracturas de hueso muestra la necesidad de realizar más estudios sobre cannabinoides y cannabis medicinal para  proporcionar tratamientos y medicamentos más efectivos para muchas afecciones.