Aunque no sea la mejor manera de consumir cannabis medicinal, fumar sigue siendo el modo más accesible y cómodo para la gente. No obstante, hay muchísimas otras maneras igualmente sencillas de administrar el cannabis con fines terapéuticos.

Gracias a las investigaciones recientes, se han desarrollado diferentes modos de consumir el cannabis para conservar al máximo las propiedades terapéuticas de la planta. Así, se trata sobre todo potenciar los cannabinoides y los terpenos compuestos en el cannabis. Mientras el uso del cannabis medicinal se hace aún más popular en todas partes del mundo, los expertos en salud afirman que fumar ya no es la manera más eficaz para consumir cannabis. A continuación, os presentamos 3 formas de consumir cannabis medicinal sin fumar:

  1. Vaporización: es un método algo más caro pero los vaporizadores resultan más sanos y limpios. Se calienta el cannabis a una temperatura menor que la de la combustión hasta que se obtiene un vapor inhalable. La ventaja principal de la vaporización es que no altera los componentes activos de la planta. El método de combustión extrae hasta el 20% de los componentes del cannabis mientras que en el caso de la vaporización, se consigue extraer el 90%.
  2. Vía oral. La forma más común es el aceite sublingual. Tras varias investigaciones y pruebas, el proceso de extracción se ha mejorado y actualmente existe en el mercado diferentes tipos de aceite. De hecho, hay aceites que han llegado al mercado de los complementos alimenticios, mezclando el cáñamo con aceites de oliva, girasol, o semillas de cáñamo. El hecho de que estos aceites sean concentrados en THC o en CBD, hace que tenga efectos terapéuticos muy potentes contra numerosas enfermedades como la epilepsia o el dolor crónico. Lo más ventajoso para los usuarios que apuestan por consumir cannabis medicinal vía oral es que los aceites de CBD pueden contener un porcentaje de THC casi nulo, eliminando el efecto psicoactivo a veces indeseable. Asimismo, se conservan los terpenos y otros componentes beneficiosos cuando se mezcla el aceite con la comida o si se bebe a modo de infusión con una nube de leche entera.
  3. El supositorio rectal o vaginal: El supositorio se encuentra entre los modos más eficaces de consumir cannabis medicinal por la rápida absorción de la sustancia en el cuerpo. La vía rectal tiene la ventaja de incrementar los efectos del cannabis a través de las membranas mucosas también reduciendo los efectos psicoactivos; algo muy interesante para aquellos interesados en probar los beneficios terapéuticos del cannabis.

Con todos estos nuevos modos de consumir cannabis medicinal, los expertos cada vez más desaconsejan fumar el cannabis medicinal y recomiendan otras formas de consumirlo a fin de proteger los pulmones y aprovechar más el efecto de los cannabinoides. En este sentido, médicos especializados en cannabis medicinal apuestan por tratamientos con aceites y vaporización.

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración.

*Este post se ha realizado en base a investigaciones existentes hasta la fecha de publicación del artículo. Debido al incremento de estudios en torno al cannabis medicinal, la información expuesta puede variar a lo largo del tiempo e iremos informando en posteriores escritos.