En algunas ocasiones se han escuchado casos de productores de aceite del CDB que etiquetaron mal sus productos. De hecho, un estudio[1] estimó que casi el 70% de todos los productos de CBD vendidos en línea están etiquetados de manera incorrecta. Esto es un problema importante ya que, con un etiquetado incorrecto, no podemos saber cuál es el verdadero porcentaje de CBD y esto puede provocar diferentes efectos del aceite, lo que podría también repercutir en los posibles beneficios medicinales y terapéuticos del CBD.

El objetivo de este artículo es aclarar qué hay que tener en cuenta al comprar productos de CBD. El etiquetado incorrecto puede abarcar desde errores ortográficos, errores en los ingredientes y el valor nutricional hasta una promoción excesiva de lo que el producto puede hacer realmente y la legitimidad médica de los productos.

¿El aceite de CBD ha sido testado en laboratorios?

Lo primero que debes averiguar sobre el producto que quieres comprar es si se somete a algún tipo de control de calidad, sobre todo si estás comprando CBD como parte de un tratamiento para una enfermedad.

La mayoría de los productores tendrán una sección en su sitio web explicando el proceso de calidad y testeo que el producto pasa por el laboratorio. Cada lote de aceite puede diferir en gran medida, por lo que es importante que todos sean probados en cuanto a calidad y pureza. Esta fase en la elaboración del producto es mejor que esté en manos de un grupo externo para evitar un conflicto de intereses.

¿Cuál es el porcentaje de CBD?

Se supone que cualquier producto en el que se indique CBD entre sus componentes contendrá cannabidiol. Sin embargo, no siempre sucede.

En 2015, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) probó 24 productos que contenían CBD[2]. Descubrieron tan solo dos contenían el porcentaje escrito en la botella, el resto carecían de CBD o no tenían ninguno.

Una forma de averiguar si el aceite que has escogido contiene CBD es solicitando los resultados de la prueba de laboratorio. Cualquier productor que esté seguro de su producto, felizmente publicará esta información en su web o la facilitará a quien se la solicite.

¿De dónde viene?

Cada productor tendrá su fuente para extraer CBD. Algunos lo extran de flores de cáñamo y otros de la planta del Cannabis. Sea cual sea su origen es importante saber que es orgánico y no transgénico. Además, la planta debe cultivarse sin pesticidas, herbicidas, fertilizantes artificiales ni ningún otro producto químico artificial o nocivo. Si el producto afirma ser 100% orgánico, debe salir limpio, es decir, sin ningún tipo de toxinas, en la prueba de pureza y calidad.

¿Cómo se ha extraído?

La extracción de CBD se puede hacer de varias maneras, por ejemplo, con butano (BHO), hexano, propano u otros hidrocarburos. El problema con el uso de estos químicos dañinos es que si el CBD extraído no se limpia, deja rastros de los químicos en el aceite que pueden ser dañinos para el cuerpo. Las extracciones más limpias se realizan con etanol o etanol orgánico. Presta atención a esta información en la web donde compres el aceite de CBD o en la descripción del producto y escoge siempre la opción más limpia.

No te creas todo lo que digan

Muchos productores de CBD hacen afirmaciones escandalosas sobre los efectos sus aceites. Es una gran técnica de marketing hablar del aceite de CBD como una “cura milagrosa” ya que atrae a los clientes que buscan una cura. No hay evidencia científica de que el CBD cure ninguna enfermedad, pero la mayoría de las investigaciones realizadas hasta ahora demuestran que tiene el potencial de remediar los síntomas de muchas enfermedades y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Cualquier producto que afirme que el CBD es la cura a una enfermedad está empleando publicidad falsa.  Así que no te lo creas.

Por otra parte, el producto más barato no siempre es el mejor. Todo el proceso (cultivo, extracción y purificación) debe hacerse correctamente y un producto de mejor calidad tendrá un precio.

En conclusión, hay muchas empresas que hacen afirmaciones falsas para ganar dinero rápidamente pero no parecen preocuparse por lo que sus clientes están ingiriendo. Con un mercado tan saturado de productos falsificados, el proceso de encontrar el remedio adecuado es bastante complicado. Así que considera estos 5 puntos antes de comprar aceite de CBD y, si todavía tienes dudas, solicita el asesoramiento de un especialista.

[1] Pennmedicine.org. (2017). Penn Study Shows Nearly 70 Percent of Cannabidiol Extracts Sold Online Are Mislabeled – PR News. [online] [Accessed 15 Nov. 2017].

[2] Fda.gov. (2015). Warning Letters and Test Results for Cannabidiol-Related Products

No votes yet.
Please wait...