La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 51 millones de personas en todo el mundo sufren  trastorno bipolar y casi la misma cantidad padecen esquizofrenia. Los medicamentos antipsicóticos disponibles actualmente en el mercado para tratar este tipo de padecimientos pueden tener una serie de efectos secundarios graves, desde mareos y vómitos hasta depresión, insomnio o pensamientos suicidas.

Al tomar estos medicamentos antipsicóticos, el usuario debe tener en cuenta sus efectos secundarios adversos. En este sentido, hay personas que han comenzado a pensar en el cannabis medicinal como terapia alternativa para tratar sus padecimientos.

El cannabis medicinal como medicamento antipsicótico

El cannabis medicinal suele utilizarse para aliviar la ansiedad y la depresión, así como para ayudar a las personas a lidiar con los cambios de humor severos provocados por el trastorno bipolar. Sin embargo, varios estudios han demostrado que un aumento en el consumo de productos con alto contenido de THC y cannabis (especialmente a una edad más temprana) también puede aumentar el riesgo de que los individuos desarrollen una enfermedad psicótica como esquizofrenia, paranoia o trastorno bipolar. Esto se debe a la psicoactividad del THC. En este sentido, algunas investigaciones sugieren que esto solo es evidente en personas que están genéticamente predispuestas a estos trastornos.

Desde 1982 se han llevado a cabo investigaciones sobre los efectos antipsicóticos del cannabidiol, la otra molécula más importante en el cannabis. Se descubrió que el THC se une increíblemente bien con el receptor CB1 dentro del sistema endocannabinoide en nuestros cuerpos, mientras que el CBD no lo hace.

En resumen, el THC activa los receptores CB1 al imitar a la Anandamida y el CBD impide que el THC actúe de esta manera. Es decir, no se suprime el receptor CB1, simplemente regula el efecto del THC sobre él.  Los resultados de algunos de estos estudios indican claramente que el CBD se comporta en estudios preclínicos y clínicos como antipsicótico atípico, mejorando los síntomas psicóticos en dosis que no alteran la función motora.  REFERENCIAS

Zuardi, Antonio et alt. (2012). A Critical Review of the Antipsychotic Effects of Cannabidiol: 30 Years of a Translational Investigation. Current pharmaceutical design. 18. 5131-40. 10.2174/138161212802884681.

Schier, A., et alt. (2014). Antidepressant-Like and Anxiolytic-Like Effects of Cannabidiol: A Chemical Compound of Cannabis sativaCNS & Neurological Disorders – Drug Targets, 13(6), pp.953-960.

Rcpsych.ac.uk. (2017). Cannabis and mental health.

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración.

*Este post se ha realizado en base a investigaciones existentes hasta la fecha de publicación del artículo. Debido al incremento de estudios en torno al cannabis medicinal, la información expuesta puede variar a lo largo del tiempo e iremos informando en posteriores escritos.

Summary