La epilepsia es uno de los problemas neurológicos más comunes en todo el mundo. La palabra «epilepsia» abarca varios síndromes diferentes cuya característica principal es la tendencia a las convulsiones recurrentes no provocadas (dos o más)[1].

¿Qué causa la epilepsia?

La epilepsia ocurre como resultado de las siguientes causas[2] :

  1. Idiopático (origen desconocido)
    1. Epilepsias puras debido a un trastorno de un solo gen (por ejemplo, epilepsia mioclónica grave de la infancia o síndrome de Dravet).
    2. Epilepsias puras con herencia compleja (por ejemplo, epilepsia generalizada idiopática, epilepsias parciales benignas de la infancia).
  2. Sintomático (asociado a anomalías anatómicas)
    1. Causas en su mayoría genéticas o de desarrollo
      1. Síndrome de epilepsia infantil (por ejemplo, síndrome de Lennox-Gastaut).
      2. Epilepsias mioclónicas progresivas (contracciones de uno o más músculos).
      3. Síndromes neurocutáneos (p. Ej., Neurofibromatosis).
      4. Otros trastornos neurológicos de un solo gen (p. Ej., Trastorno por deficiencia de CDKL5).
      5. Trastornos de la función cromosómica (p. ej., síndrome de Down).
      6. Anormalidades del desarrollo de la estructura cerebral.
    2. Causas, en su mayoría, adquiridas
      1. Esclerosis del hipocampo.
      2. Causas perinatales e infantiles.
      3. Traumatismo cerebral, tumor o infección.
      4. Trastorno cerebrovascular.
      5. Trastornos inmunológicos cerebrales.
      6. Condiciones degenerativas y otras neurológicas.
  1. Provocado (un factor ambiental o sistémico específico es la causa predominante). Casos farmacorresistentes:
    1. Factores de provocación (por ejemplo, fiebre, convulsiones inducidas por fármacos, estrés, falta de sueño).
    2. Epilepsias reflejas (p. Ej., Epilepias fotosensibles).
  2. Criptogénico (una presunta naturaleza sintomática para la cual no se ha identificado la causa)

¿Cuáles son los signos y síntomas?

La epilepsia se define en el momento en que se presentan dos o más convulsiones no provocadas. Las convulsiones son episodios breves de movimientos involuntarios que pueden afectar a todo el cuerpo (generalizado) o una parte del cuerpo (parcial) y, a veces, acompañados de pérdida de la conciencia y control de la función de la vejiga o del intestino. Las descargas eléctricas excesivas en las células cerebrales provocan convulsiones.

Las convulsiones pueden variar en lapsos de atención o sacudidas musculares a convulsiones prolongadas y severas, así como en la frecuencia, desde una vez al año a varias veces al día. Los síntomas y los signos varían y dependen de dónde comience la perturbación en el cerebro y hasta qué punto se propaga. La pérdida de la conciencia y la alteración de las funciones cognitivas, el estado de ánimo, la sensación (incluido el gusto, la audición y la visión) o el movimiento, pueden producirse de forma temporal.

Tratamiento y eficacia

Las convulsiones se pueden controlar en aproximadamente el 70% de los niños y en el 60% de los adultos. El resto, responden mal o pueden necesitar terapia quirúrgica[3].

El rol del CBD en la epilepsia

A nivel médico, la epilepsia refractaria sigue siendo un área de interés científico ya que hasta el 35% de los pacientes continúan sufriendo convulsiones a pesar de las terapias actuales. Las evidencias recientes se han centrado en el beneficio del cannabidiol (CDB), un producto a base de cannabis medicinal sin propiedades psicoactivas, que se utiliza para disminuir la frecuencia de las crisis.

Los estudios preclínicos que utilizaron CBD purificado en animales que sufrían epilepsia (generalizada o parcial) mostraron un efecto anticolvusivante. Mientras, los estudios clínicos controlados de CBD purificado en humanos demostraron resultados mixtos.

Alrededor de ese tiempo, en Colorado (EE. UU.), una familia comenzó a explorar un tratamiento complementario con una variedad de cannabis enriquecido con CDB para su hija, Charlotte Figi, una niña con síndrome de Dravet. Tras 20 meses de tratamiento, la familia reportó una reducción en la frecuencia de las convulsiones de más de 300 por semana a menos de 3 convulsiones mensuales. Charlotte también comenzó a hablar y caminar de nuevo. En este contexto, el creciente interés de los médicos y las familias para regular mejor este medicamento impulsó la realización de más estudios, lo que facilitó la aprobación de la Administración Federal de Medicamentos de un nuevo extracto oral de CDB (Epidiolex) al 99% puro en junio de 2018, y que la administración de este cannabis medicinal se encuentre ya en el Anexo V de la Ley de Sustancias Controladas desde septiembre de 2018.

En 2019, un grupo de investigadores analizó varios artículos publicados sobre este extracto oral puro de CDB como terapia adjunta para el tratamiento de la epilepsia refractaria. En dos síndromes epilépticos principalmente de la infancia -los síndromes de Lennox-Gastaut y Dravet-, las convulsiones disminuyen un 50%. Además, en pacientes con epilepsia resistente a tratamiento de múltiples etiologías, se observó un beneficio similar. También se observó una interrupción / disminución de la dosis de la medicación anticonvulsiva al tomar el aceite de CBD. El cannabidiol se metaboliza por el citocromo P450 (un grupo de proteínas en el hígado), el mismo sistema que utilizan algunos medicamentos anticonvulsivos, esta relación puede contribuir a su eficacia como terapia complementaria. Por lo tanto, es posible una reducción de algunas dosis anticonvulsivas cuando se toma CBD. En general, el CBD se tolera bien, incluso en altas concentraciones.

Las propiedades anticonvulsivantes no están claras. El efecto del CBD sobre los receptores de cannabinoides (CB1 / CB2) puede no ser una explicación completa, pero puede estar relacionado con el sistema endocannabinoide, específicamente por inhibición de la degradación de la anandamida, lo que resulta en una disminución del exceso de actividad neuronal[4]. El efecto anticonvulsivo debido a la acción antiinflamatoria del CDB también se ha propuesto mediante la inhibición de la recaptación de adenosina o la modulación de la liberación de TNF-alfa.

Otro estudio de 2019, se centró en la eficacia y seguridad del cannabidiol en la epilepsia. La somnolencia fue el efecto adverso más frecuente en asociación con clobazam. El uso concomitante de valproato también incrementó las elevaciones de las transaminasas, pero fue reversible cuando se suspendió el CDB. En resumen, el cannabidiol es seguro. Desafortunadamente, el aceite de CBD de grado farmacéutico aprobado es costoso. Por último, es importante contar con una supervisión médica adecuada para prescribir el CDB como un anticonvulsivo para la epilepsia, así como para gestionar la validez del producto, los efectos secundarios y la interacción farmacológica[5].

El potencial terapéutico del CDB en la epilepsia es real, pero se necesitan más estudios para comprender mejor el mecanismo de acción completo.

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración. Este post se ha realizado en base a investigaciones existentes hasta la fecha de publicación del artículo. Debido al incremento de estudios en torno al cannabis medicinal, la información expuesta puede variar a lo largo del tiempo e iremos informando en posteriores escritos.

[1] Chang, B. S., & Lowenstein, D. H. (2003). Epilepsy. New England Journal of Medicine, 349(13), 1257–1266. doi:10.1056/nejmra022308

[2] Shorvon, S. D. (2011). The etiologic classification of epilepsy. Epilepsia, 52(6), 1052–1057. doi:10.1111/j.1528-1167.2011.03041.x

[3] «Epilepsy Fact sheet»WHO. February 2019. Archived from the original on 11 March 2016. Retrieved 4 March 2016.

[4] Sekar, K., & Pack, A. (2019). Epidiolex as adjunct therapy for treatment of refractory epilepsy: a comprehensive review with a focus on adverse effects. F1000Research, 8, 234.doi:10.12688/f1000research.16515.1

[5] Samanta, D. (2019). Cannabidiol: A Review of Clinical Efficacy and Safety in Epilepsy. Pediatric Neurology.doi:10.1016/j.pediatrneurol.2019.03.014

No votes yet.
Please wait...
Summary
El CBD podría reducir las formas de aparición temprana de epilepsia
Article
El CBD podría reducir las formas de aparición temprana de epilepsia
Description
El uso de CDB en la epilepsia puede reducir las convulsiones de las formas de la enfermedad que aparecen en la infancia y reducir el riesgo de retrasos en el desarrollo.
Author
Publisher Name
Kalapa Clinic
Publisher Logo