Con avances significativos en la investigación sobre el rol de los receptores cannabinoides en el comportamiento óseo, este artículo tiene como objetivo establecer si existe también potencial para un uso terapéutico de los cannabinoides en la reconstrucción del cartílago. Debido a su lenta capacidad de reparación y la prevalencia de enfermedades del cartílago, este tema se ha convertido en un importante campo de investigación en la medicina.

Medicina regenerativa (reparación del tejido)

Un artículo publicado en el 2000 define la “ingeniería tisular” como la disciplina emergente en cuanto al diseño y la construcción de partes del cuerpo humano capaz de restaurar el funcionamiento basándose en la bioingeniería molecular. De esta manera, el reemplazo de partes perdidas debería realizar funciones biológicas similares.

Para fabricar sustitutos biomiméticos, tres ingredientes básicos han sido identificados: señales inductivas, células candidatas receptivas, y una matriz extracelular apropiada (MEC). Señales, así como el factor crecimiento, son un componente esencial para cualquier biomaterial de la ingeniería tisular, ya que la mayoría de las células candidatas involucradas en los procesos de la ingeniería tisular pierden su programa de diferenciación intrínseca. Hasta la fecha, ni los tratamientos convencionales ni las técnicas quirúrgicas para reparar los tejidos perdidos del cartílago han dado resultados satisfactorios a largo plazo. Por lo tanto, el futuro de esta nueva ciencia es muy prometedor, especialmente para las enfermedades degenerativas de las articulaciones. Además, un mejor control podría ser posible en combinación con fármacos con cannabinoides.

El sistema endocannabinoide (SEC)

El sistema endocannabinoide está compuesto de ligandos endocannabinoides (los más conocidos son la anandamida y el 2-araquidonilglicerol), los cuáles son moléculas que producen una señal mediante su unión a un sitio en el objetivo, los receptores cannabinoides (denominados CB1 Y CB2), y las enzimas que sintetizan y degradan los endocannabinoides. Los receptores CB1 se encuentran principalmente en el sistema nervioso central y periférico, donde ellos median la inhibición de la liberación de neurotransmisores. En particular, el patrón de distribución de los receptores CB1 a nivel espinal, supra espinal y periférico apoya su capacidad de producir señales analgésicas, tanto en animales como en humanos.

Por otro lado, los receptores CB2 se encuentran principalmente en las células inmunes. Sin embargo, se ha informado que el CB2 está involucrado en la depresión, la emesis y el abuso de drogas, desempeñando roles más amplios que los restringidos a las células periféricas y de defensa. En cualquier caso, la nueva evidencia implica al SEC en una amplia variedad de procesos fisiológicos y fisiopatológicos.

Los Condrocitos y el SEC

Los condrocitos son las células presentes en el cartílago sano, que produce y mantiene una matriz cartilaginosa (principalmente colágeno y proteoglicanos).

Se ha descrito que los cannabinoides sintéticos actúan como agentes protectores del cartílago en animales, mediante su habilidad de inhibir la producción de óxido nítrico y también por derogación de la degradación de los proteoglicanos (el material de relleno que se encuentra entre las células en un organismo). Otro estudio demostró que los receptores cannabinoides de tipo 1 (CB1) y 2 (CB2) se encuentran en la osteoartritis humana condrocitos articulares. Además, la misma investigación concluyó que un cannabinoide sintético inhibía la producción de señales inflamatorias en condrocitos articulares bovinos.

Una publicación diferente reveló que el CB1 y el CB2 están presentes en las células auxiliares del cartílago, así como el fibroblasto, el miofibroblasto y los sinoviocitos. Adicionalmente, los resultados también mostraron que la activación del sistema endocannabinoide amortigua la destrucción del cartílago mediante la disminución de la metaloproteinasa secretada por fibroblastos (enzimas que separan el colágeno en el espacio entre las células). Ciertamente, el ácido ajulémico, un cannabinoide sintético, análogo del 11-Nor-9-carboxi-THC (el principal metabolito no psicoactivo del Δ9-THC, producido en el cuerpo después del consumo de cannabis), induce un perfil antiinflamatorio de eicosanoides en las células sinoviales de los humanos, previniendo la degradación del cartílago.

La investigación sobre el sistema endocannabinoide en cuanto a las células madre mesenquimales (CMM), las cuales son las precursoras del cartílago, ha sido conducida con resultados positivos. Una revisión examinó tres factores de las CMM: supervivencia, migración y diferenciación, y estableció que durante una inflamación (estrés severo), la presencia de Δ9-THC realza la supervivencia de las CMM.

Adicionalmente, un aumento significativo en la migración de las CMM al sitio con daño tisular fue inducido por la anandamida, lo cual implica una aceleración en la regeneración tisular del cartílago y una mejora en el éxito de las estrategias de ingeniería tisular. Finalmente, el Δ9-THC también realza la condrogénesis en las CMM. Se demostró que las CMM se diferencian en condrocitos según lo determinado por una proliferación en la expresión del colágeno II y la presencia de depósitos de proteoglicanos en la matriz extracelular.

Como punto final, otro fitocannabinoide no psicoactivo, el cannabidiol (CBD), demostró efectos inmunosupresores y antiinflamatorios en un modelo de ratones para la artritis reumatoide.

Conclusión

La evidencia presentada destaca cómo el sistema endocannabinoide puede afectar las facetas principales de las células madre mesenquimales y respalda los beneficios de los medicamentos basados en cannabinoides en su aplicación para la ingeniería de tejidos, destinada a atenuar la degradación del cartílago y facilitar su reparación. Por ejemplo, las propiedades del CBD brindan una buena protección contra lesiones histológicas, especialmente en los trastornos artríticos, mejorando los síntomas provocados por esta afección.

Sin embargo, se necesita más investigación sobre el cannabis medicinal en humanos para entender mejor todos los mecanismos farmacológicos mediante los cuales se evita la degradación del cartílago mediante el uso de cannabis.

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración. Este post se ha realizado en base a investigaciones existentes hasta la fecha de publicación del artículo. Debido al incremento de estudios en torno al cannabis medicinal, la información expuesta puede variar a lo largo del tiempo e iremos informando en posteriores escritos.

Referencias

Idris A.I., van ‘t Hof R.J., Greig I.R., Ridge S.A., Baker D., Ross R.A., Ralston S.H. Regulation of bone mass, bone loss and osteoclast activity by cannabinoid receptors. Nat. Med. 2005;11:774–779

Reddi A.H. Morphogenesis and tissue engineering of bone and cartilage: inductive signals, stem cells, and biomimetic biomaterials. Tissue Eng. 2000;6:351–359. doi: 10.1089/107632700418074.

Nesic D., Whiteside R., Brittberg M., Wendt D., Martin I., Mainil-Varlet P. Cartilage tissue engineering for degenerative joint disease. Adv. Drug Deliv. Rev. 2006;58:300–322.

Howlett A.C., Barth F., Bonner T.I., Cabral G., Casellas P., Devane W.A., Felder C.C., Herkenham M., Mackie K., Martin B.R., Mechoulam R., Pertwee R.G. International Union of Pharmacology. XXVII. Classification of cannabinoid receptors. Pharmacol. Rev. 2002;54:161–202. doi: 10.1124/pr.54.2.161.

Walker J.M., Hohmann A.G. Cannabinoid mechanisms of pain suppression. Handb. Exp. Pharmacol. 2005;168:509–554.

Onaivi E.S., Ishiguro H., Gong J.P., Patel S., Perchuk A., Meozzi P.A., Myers L., Mora Z., Tagliaferro P., Gardner E., Brusco A., Akinshola B.E., Liu Q.R., Hope B., Iwasaki S., Arinami T., Teasenfitz L., Uhl G.R. Discovery of the presence and functional expression of cannabinoid CB2 receptors in brain. Ann. NY Acad. Sci. 2006;1074:514–536. doi: 10.1196/annals.1369.052.

Mbvundula E.C., Bunning R.A., Rainsford K.D. Effects of cannabinoids on nitric oxide production by chondrocytes and proteoglycan degradation in cartilage. Biochem. Pharmacol. 2005;69:635–640.

Kong, Y., Wang, W., Zhang, C., Wu, Y., Liu, Y., and Zhou, X. (2016, June). Cannabinoid WIN‑55,212‑2 mesylate inhibits ADAMTS‑4 activity in human osteoarthritic articular chondrocytes by inhibiting expression of syndecan‑1. Molecular Medicine Reports, 13(6), 4569-76.

McPartland J.M. Expression of the endocannabinoid system in fibroblasts and myofascial tissues. J. Bodyw. Mov. Ther. 2008;12:169–182.

Stebulis J.A., Johnson D.R., Rossetti R.G., Burstein S.H., Zurier R.B. Ajulemic acid, a synthetic cannabinoid acid, induces an anti-inflammatory profile of eicosanoids in human synovial cells. Life Sci. 2008;83:666–670.

  1. Gowran, K. McKayed, M. Kanichai, C. White, N. Hammadi, V. Campbell, Tissue engineering of cartilage: can cannabinoids help? Pharmaceuticals 3 (2010) 2970–2985.

Malfait A.M., Gallily R., Sumariwalla P.F., Malik A.S., Andreakos E., Mechoulam R., Feldmann M. The nonpsychoactive cannabis constituent cannabidiol is an oral anti-arthritic therapeutic in murine collagen-induced arthritis. Proc. Natl. Acad. Sci. USA. 2000;97:9561–9566.

Rating: 4.6/5. From 9 votes.
Please wait...
Summary
Los cannabinoides podrían ayudar a reparar el tejido del cartílago
Article
Los cannabinoides podrían ayudar a reparar el tejido del cartílago
Description
Debido a su lenta capacidad de reparación del tejido del cartílago y la prevalencia de enfermedades del cartílago, este artículo demuestra el potencial en el uso de los cannabinoides para la reconstrucción del cartílago.
Author
Publisher Name
Kalapa Clinic
Publisher Logo