Fue un israelí, Raphael Mechoulam, quien aisló por primera vez el THC. Desde entonces, la investigación sobre cannabis medicinal en Israel ha provocado que este país se convierta en pionero en el ámbito del uso medicinal del cannabis, particularmente mediante sus numerosas investigaciones científicas y ensayos clínicos dedicados a dicha planta.

Tras varias décadas de investigación, actualmente, el principal objetivo del país es obtener una flexibilidad legislativa acerca del cannabis medicinal en Israel y su acceso por parte de pacientes y médicos. El gobierno intenta facilitar las prescripciones de cannabis con fines terapéuticos y su suministro en las farmacias.

Cann10: Congreso internacional sobre cannabis medicinal en Israel

El próximo mes de junio, se celebra la segunda conferencia internacional sobre el cannabis medical en Tel Aviv, para ir más allá en el reconocimiento del cannabis medicinal en el mundo.

Esta segunda sesión muestra el interés en Israel y otras partes del mundo por el cannabis y su potencial terapéutico. Actualmente, cerca de 23.000 pacientes tienen acceso a cannabis medicinal en Israel. Hace tan solo unos años, en 2012, apenas 10.000 pacientes tenían acceso al cannabis con fines terapéuticos. Sin embargo, el número de personas que llevan a cabo un tratamiento con cannabinoides ha aumentado a medida que se autorizan las investigaciones, los ensayos clínicos y que se añaden enfermedades a la lista oficial de padecimientos que pueden tratarse con cannabis medicinal.

Tras haber identificado por primera vez el THC en 1964, el profesor israelí Raphael Mechoulam sigue participando en las investigaciones, especialmente aquellas centradas en el cannabidiol (CBD). En este sentido, cabe destacar que en el ámbito del cannabis medicinal en Israel, los médicos se muestran menos reacios al uso terapéutico del cannabis.

El gobierno y el cannabis medicinal

El gobierno está despenalizando poco a poco el uso del cannabis medicinal en Israel. Además, intenta promover su uso en el resto del mundo autorizando la exportación de cannabis medicinal.

Esta decisión gubernamental marca el comienzo de una industria legal del cannabis medicinal que empieza en el cultivo de cannabis hasta servicios de abastecimiento. Por otra parte, es también una oportunidad para que las empresas centradas en los cannabinoides hagan oír su voz. De hecho, se están creando patentes israelís que atraen a numerosas empresas e inversiones de todas partes del mundo. Entre los diferentes cannabinoides contenidos en la planta de Cannabis Sativa L, el CBD destaca por sus beneficiosas propiedades terapéuticas. Este descubrimiento, aunque aún lento, ha tenido como consecuencia el desarrollo de productos basados en cannabinoides como el aceite de CBD, infusiones o cremas.

Aunque el cannabis medicinal en Israel está en aumento y se inviertan cantidades importantes en la investigación, especialmente en el desarrollo de cepas para tratar a varias enfermedades, el gobierno se mantiene estricto respecto al uso recreativo del cannabis medicinal.