Los traumatismos cerebrales pueden ser consecuencia de diversas razones, desde una conmoción leve hasta el coma. Dependiendo de en qué parte del cerebro se produzca el traumatismo, la víctima se verá afectada de una manera u otra. Este es un factor que también habrá que tener en cuenta en los casos en que se utilizan los cannabinoides para tratar traumatismos cerebrales.

Los traumatismos cerebrales se pueden dividir en dos categorías: lesiones cerebrales traumáticas o lesión cerebral adquirida. En el primer caso, el traumatismo es causado por una fuerza externa, cuando se golpea la cabeza, el cerebro se mueve dentro del cráneo dañando tanto el cerebro como el cráneo. El segundo es la lesión cerebral adquirida, comúnmente asociada con una generación de presión sobre el cerebro que normalmente ocurre como resultado de un tumor u otras enfermedades neurológicas.

El tratamiento de los traumatismos cerebrales dependerán de muchos factores, como la gravedad, la forma en que se produjo el trauma y los síntomas fisiológicos expuestos por el paciente, pero el proceso de tratamiento más común para aquellos que necesitan asistencia para su recuperación a largo plazo incluyen terapia física y ocupaciones así como apoyo psicológico y terapia del habla y el lenguaje.

Los síntomas inmediatos más comunes en personas que padecen un trauma cerebral son: inconciencia, falta de respuesta, delirio, pupilas dilatadas y confusión.

¿Qué pueden hacer los cannabinoides para tratar traumatismo cerebrales?

Los receptores endocanabinoides se encuentran en la mayoría de los cerebros de los mamíferos. Estos receptores juegan un papel importante en la regulación de las respuestas inflamatorias, lo que puede ser muy eficaz para alentar el proceso de cura y tratamiento de los traumatismos cerebrales.

Está comprobado científicamente que cannabinoides como el cannabidiol (CBD) tienen propiedades neuroprotectoras significativas. Una investigación ha comprobado que protegen a las neuronas de una variedad de abuso que se cree que causan una muerte neuronal retardada en algunos tipos de lesión cerebral traumática. Un hospital encontró que pacientes con traumas cerebrales y que dieron positivo para tetrahidrocannabinol (THC) tenían más probabilidades de recuperarse. Según manifestó el Dr. David Plurad “estos datos encajan con datos previos que mostraron que el THC  puede ser neuroprotector“. La investigación puso de manifiesto que, estadísticamente, los que dieron positivo para THC tuvieron un 80% menos probabilidades de morir en comparación con aquellos que no consumen cannabis medicinal.

Una persona que haya sufrido un traumatismo cerebral es posible que, a largo plazo, experimente efectos como dolores de cabeza y migrañas, insomnio, dificultades de concentración, entre otros padecimientos. Además de los efectos neuroprotectores, los cannabinoides también tienen la capacidad de provocar otros efectos positivos a largo plazo debido a sus propiedades analgésicas y sedantes. Los cannabinoides para tratar traumatismos cerebrales son una forma natural de ayudar a las personas que han sufrido este tipo de lesiones cerebrales para acelerar su proceso de recuperación.