Cannabinoides y Epilepsia

La epilepsia se define como un trastorno del sistema nervioso central caracterizado por una predisposición para generar convulsiones de manera descontrolada. Estos episodios pueden generar a largo plazo severos daños a nivel cognitivo y psicológico que limitan y condicionan la vida de las personas afectadas[1].

El potencial terapéutico del CBD (cannabidiol), un componente activo de la planta de cannabis, ha ganado auge en los últimos años debido a las evidencias de estudios que concluyen su utilidad para controlar las convulsiones en diversos síndromes epilépticos[2] [3].

Las propiedades anticonvulsivas del CBD y su baja toxicidad para el organismo[4] lo convierten en una herramienta valiosa para tratar diversos síndromes epilépticos resistentes a la medicación convencional[5] [6].

Diversos estudios le atribuyen al cannabidiol un efecto protector neuronal gracias al que reduce la excitación excesiva de las neuronas[7], ayuda a preservar capacidades cognitivas y reduce la progresión del daño producido en el sistema nervioso por las convulsiones repetidas. Todas estas propiedades convierten al CBD en un buen agente neuroprotector[8] [9], sin las tasas de toxicidad o peligro de sobredosis que conlleva el uso prolongado de los fármacos antiepilepticos convencionales[10] [11].

Beneficios cannabinoides

  • Anticonvulsionante
  • Efecto neuroprotector
  • Propiedades antinflamatorias
  • Funcionamiento con epilepsia refractaria
  • Tratamiento ante epilepsias difíciles

Resumen

Los estudios realizados sugieren que los cannabinoides son beneficiosos como tratamiento adyuvante ante las convulsiones que sufren las personas con epilepsia, pudiendo reducirlas en un gran porcentaje.

Los cannabinoides son útiles y seguros para tratar casos de epilepsia refractaria y carecen de la toxicidad de los antiepilepticos convencionales. Uno de los casos mundialmente conocidos es el de la pequeña Charlotte Figi de Estados Unidos, un caso famoso donde se observó la efectividad que tiene el uso de cannabis medicinal incluso para epilepsias refractarias o difíciles de tratar. Debido a casos como este, la varias entidades y asociaciones han hecho un llamamiento para terminar con las restricciones que limitan los ensayos clínicos y estudios sobre cannabis medicinal en el tratamiento de esta enfermedad.

La epilepsia refractaria

Estamos ante un caso de epilepsia refractaria cuando las crisis epilépticas son tan seguidas que limitan la habilidad del paciente para vivir plenamente acorde con sus deseos y su capacidad mental y física o cuando el tratamiento anticonvulsivante no controla las crisis y sus efectos secundarios limitan el desarrollo normal de la persona.

En los últimos 10 años, la incidencia de epilepsia refractaria ha sido alta a pesar de la aparición de nuevos fármacos antiepilépticos. Datos epidemiológicos indican que entre el 20 y el 40% de los pacientes con epilepsia recién diagnosticada serán refractarios al tratamiento.

Los factores que se tienen en cuenta para determinar si un paciente responderá o no al tratamiento con fármacos antiepilépticos incluyen[12]:

  • el tipo de epilepsia.
  • el síndrome subyacente
  • la etiología y la historia del paciente
  • la densidad y agrupación de las convulsiones
  • el fármaco antiepileptico utilizado.

 

Diversas investigaciones han demostrado los beneficios de los cannabinoides en el tratamiento de personas con epilepsia. En la epilepsia refractaria un estudio de 2015 sobre el uso de extractos de cannabis por vía oral en pacientes pediátricos con epilepsia demostró la mejoría de los pacientes que utilizaron este tratamiento[13].

Además de reducir convulsiones y  tener efecto neuroprotector, el CBD también tiene efectos en un rango amplio de condiciones[14] que mencionamos a continuación:

  • reduce la inflamación[15] [16]
  • combate los trastornos psicóticos[17]
  • disminuye la ansiedad
  • reduce las náuseas y vómitos[18]
  • mejora el sueño y aumenta la sensación de bienestar[19]
  • tiene un efecto antioxidante neuronal

Biblografía sobre cannabinoides y epilepsia

[1] Robert Fisher, and other. ILAE Official Report: A practical clinical definition of epilepsy. April 2014 Volume 55, Issue 4 Pages 471–626, e25–e33.

[2] Devinsky O and other. Cannabidiol in patients with treatment-resistant epilepsy: an open-label interventional trial. Lancet Neurol. 2016 Mar;15(3):270-8.

[3] Devinsky O and other. Cannabidiol: pharmacology and potential therapeutic role in epilepsy and other neuropsychiatric disorders. Epilepsia. 2014 Jun;55(6):791-802

[4] Bergamaschi MM, Queiroz RH, Zuardi AW, Crippa JA. Safety and side effects of cannabidiol, a Cannabis sativa constituent. Curr Drug Saf. 2011 Sep 1;6(4):237-49.

[5] Devinsky O and other. Cannabidiol in patients with treatment-resistant epilepsy: an open-label interventional trial. Lancet Neurol. 2016 Mar;15(3):270-8.

[6] Fabio Arturo Iannotti and other. Nonpsychotropic Plant Cannabinoids, Cannabidivarin (CBDV) and Cannabidiol (CBD), Activate and Desensitize Transient Receptor Potential Vanilloid 1 (TRPV1) Channels in Vitro: Potential for the Treatment of Neuronal Hyperexcitability. ACS Chem. Neurosci., 2014, 5 (11), pp 1131–1141

[7] Hampson AJ, Grimaldi M, Lolic M, Wink D, Rosenthal R, Axelrod J. Neuroprotective antioxidants from marijuana. Ann N Y Acad Sci. 2000;899:274-82.

[8] Hampson AJ, Grimaldi M, Lolic M, Wink D, Rosenthal R, Axelrod J. Neuroprotective antioxidants from marijuana. Ann N Y Acad Sci. 2000;899:274-82.

[9] Campos AC, Fogaça MV, Sonego AB, Guimarães FS. Cannabidiol, neuroprotection and neuropsychiatric disorders. Pharmacol Res. 2016 Oct;112:119-127.

[10] Bergamaschi MM, Queiroz RH, Zuardi AW, Crippa JA. Safety and side effects of cannabidiol, a Cannabis sativa constituent. Curr Drug Saf. 2011 Sep 1;6(4):237-49.

[11] Gram L, Bentsen KD. Hepatic toxicity of antiepileptic drugs: a review. Acta Neurol Scand Suppl. 1983;97:81-90

[12] Jacqueline A. French. Refractory Epilepsy: Clinical Overview. TOC Volume 48, Issue s1 March 2007 Pages 3–7

[13] Press CA, Knupp KG, Chapman KE. Parental reporting of response to oral cannabis extracts for treatment of refractory epilepsy. Epilepsy Behav. 2015 Apr;45:49-52.

[14] Zuardi AW. Cannabidiol: from an inactive cannabinoid to a drug with wide spectrum of action. Rev Bras Psiquiatr. 2008 Sep;30(3):271-80.

[15] Burstein S. Cannabidiol (CBD) and its analogs: a review of their effects on inflammation. Bioorg Med Chem. 2015 Apr 1;23(7):1377-85

[16] Costa B and other.  Oral anti-inflammatory activity of cannabidiol, a non-psychoactive constituent of cannabis, in acute carrageenan-induced inflammation in the rat paw. Naunyn Schmiedebergs Arch Pharmacol. 2004 Mar;369(3):294-9

[17] Zuardi AW, Crippa JA, Hallak JE, Moreira FA, Guimarães FS. Cannabidiol, a Cannabis sativa constituent, as an antipsychotic drug. Braz J Med Biol Res. 2006 Apr;39(4):421-9

[18] Parker LA, Rock EM, Limebeer CL. Regulation of nausea and vomiting by cannabinoids. Br J Pharmacol. 2011 Aug;163(7):1411-22

[19] Carlini EA, Cunha JM. Hypnotic and antiepileptic effects of cannabidiol. J Clin Pharmacol. 1981 Aug-Sep;21(8-9 Suppl):417S-427S.

Otros artículos sobre los cannabinoides y diferentes padecimientos.

Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...