La enfermedad de Crohn es una patología que provoca la inflamación de diferentes partes del tubo digestivo. Se trata de un padecimiento crónico y las personas que lo padecen pueden presentar fases de síntomas graves, seguidas de fases de remisión que pueden durar semanas o años.

Los síntomas de este padecimiento dependen de la gravedad de la enfermedad y en qué parte del intestino se produzca la inflamación. En general, puede incluir los siguientes síntomas:

  • Diarrea crónica, a menudo sangrienta y con moco o pus
  • Pérdida de peso
  • Fiebre
  • Dolor abdominal y sensibilidad
  • Sensación de masa o abundancia en el abdomen
  • Sangrado rectal

En casos más graves, la inflamación severa y el estreñimiento de algunas zonas del tracto gastrointestinal debido a la inflamación, pueden derivar en problemas como perforación intestinal, estiramiento abdominal (hinchazón), dolor intenso y fiebre. Pero varios de estos pueden mejorar utilizando el cannabidiol como tratamiento ante la enfermedad de Crohn

Cannabidiol para reducir la inflamación en la enfermedad de Crohn

Un estudio de 2012 examinó a 13 pacientes diagnosticados con enfermedad de Crohn. Recibieron un tratamiento de tres meses de cannabis medicinal y los resultados fueron prometedores. Las pacientes mejoraron.
Un tratamiento de tres meses con cannabis inhalado mejora las mediciones de la calidad de vida, el índice de actividad de la enfermedad y provoca aumento de peso y aumenta el IMC de los pacientes con IBD a largo plazo.

Tan solo un año después, un grupo de investigadores de Israel llevó a cabo un ensayo con 21 pacientes para analizar los efectos antiinflamatorios del cannabis. Todos los pacientes, diagnosticados con enfermedad de Crohn, sufrían síntomas graves y no habían conseguido mejorar con otros tratamientos. A 11 de ellos se les administró cannabis medicinal dos veces al día mientras que el resto recibió un placebo.

Tras ocho semanas, 5 de los 11 los pacientes que habían estado tratando la enfermedad de Crohn con cannabis medicinal habían experimentado una remisión completa de los síntomas, además generó una respuesta clínica en el 90% de los casos. Mientras, entre los que habían tomado placebo la respuesta clínica apenas llegó al 40% y solo se produjo un caso de remisión. En este punto, parece bastante claro que el cannabis puede ayudar a tratar la enfermedad de Crohn.

El mayor beneficio que ofrece un tratamiento con cannabinoides en este padecimiento lo provoca el CBD. Cuando el cannabidiol se conecta a los receptores cannabinoides del cuerpo, ayuda a aliviar el dolor y el malestar. Además, reduce la inflamación y aumenta el apetito. Esta combinación proporciona efectos positivos y eficaces a la hora de tratar la enfermedad de Crohn.

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración.

*Este post se ha realizado en base a investigaciones existentes hasta la fecha de publicación del artículo. Debido al incremento de estudios en torno al cannabis medicinal, la información expuesta puede variar a lo largo del tiempo e iremos informando en posteriores escritos.