La Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) ha anunciado que, a partir del 1 de enero de 2018, el cannabidiol ya no estará en la lista de sustancias prohibidas.

La AMA se estableció en 1999 como una agencia internacional independiente que centra sus esfuerzos en la investigación científica, la educación y el desarrollo de técnicas antidopaje. Además, en 2004 creó el Código Mundial Antidopaje (el Código), un documento que reúne políticas, reglas y regulaciones antidopaje en todos los deportes de cada país. Más de 600 organizaciones en la industria del deporte han aceptado este Código y lo están implementando y ejecutando

[1].

El CBD dejará de estar prohibido a partir de 2018

Desde un principio se planteó el Código Mundial Antidopaje[2] como un documento que evolucionaría y sería revisado cada pocos años para mantenerse al día con la evolución de las políticas, herramientas y medicamentos de las pruebas de drogas.  La actualización más reciente del listado de sustancias prohibidas por la AMA se lanzó el 29 de septiembre de 2017 y todos los cambios entrarán en vigor a partir del 1 de enero. Entre estos cambios destaca la decisión de dejar el cannabidiol (CBD) fuera de la lista de sustancias prohibidas.

«El cannabidiol ya no está prohibido […] sin embargo, el cannabidiol extraído de las plantas de cannabis también puede contener diferentes concentraciones de THC, que sigue siendo una sustancia prohibida», señalan desde la organización[3].  Las propiedades antiinflamatorias del CBD se conocen desde hace mucho tiempo[4].

Gracias a estas propiedades, el CBD se está convirtiendo en una alternativa popular a los opiáceos para, por ejemplo, los atletas profesionales. Es el caso del luchador Nate Diaz, que apuesta por el CBD porque no provoca efectos secundarios y no es adictivo aunque se tome durante largos períodos de tiempo.  Además, el cannabidiol puede reducir considerablemente el tiempo de recuperación de un atleta gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Por otra parte, el hecho de que este cannabinoide sea un gran analgésico implica que ayude con el insomnio (el sueño es vital para la recuperación de los atletas) e incluso pueda ayudar con el apetito. Este cambio del CBD en la lista de sustancias prohibidas supone que los atletas puedan usar libremente el cannabidiol como un paliativo y antiinflamatorio sin preocuparse por ser expulsados de las competiciones o sufrir efectos secundarios graves.

[1] World Anti-Doping Agency. (2017). Who we are. [online] [Accesso 10 Oct. 2017].

[2] World Anti-Doping Agency. (2017). The Code. [online] Available at [Accesso 10 Oct. 2017].

[3] World Anti-Doping Agency. (2017). Prohibited list 2018 summary of modifications [online] [Accesso 9 Oct. 2017]

[4] Nagarkatte, P. Pandey, R. Rieder, S A. Hegde, V L. Nagarkatii, M. (2010). Cannabinoids as novel anti-inflammatory drugs. [online] [Accesso 10 Oct. 2017]

¿Te ha gustado este post? Haz una valoración.

*Este post se ha realizado en base a investigaciones existentes hasta la fecha de publicación del artículo. Debido al incremento de estudios en torno al cannabis medicinal, la información expuesta puede variar a lo largo del tiempo e iremos informando en posteriores escritos.

No votes yet.
Please wait...
Summary