Algunos estudios han demostrado los efectos positivos del uso de cannabis medicinal para la fibromialgia en pacientes con muy pocos efectos adversos. En la actualidad, existen infinidad de fármacos para tratar la fibromialgia pero ninguno de ellos cura la enfermedad ya que aún se desconoce su causante. Pero para todos aquellos que desean apostar por un tratamiento alternativo y natural, existen los tratamientos con cannabinoides basados en aceite de cáñamo.

¿Qué es la fibromialgia?

Es uno de los síndromes de dolor crónico más comunes y se caracteriza por el dolor musculoesquelético.  Sin embargo, además del dolor físico, también puede producir efectos secundarios graves como fatiga extrema, cambios de humor o alteraciones del sueño.

Las personas diagnosticadas con fibromialgia pueden experimentar efectos significativos, ya sean físicos o psicológicos. Este padecimiento puede impedir que las personas sean capaces de cumplir tareas básicas en casa o en el trabajo, provocando efectos psicológicos como ansiedad y depresión. El tratamiento principal para estos síntomas es la medicación para aliviar el dolor, incluyendo analgésicos, pregabalina y opiáceos.

Con respecto a los efectos psicológicos, también se pueden recetar a los pacientes antidepresivos tricíclicos, benzodiacepinas u otras variaciones de antidepresivos. Sin embargo, tal vez no sea una opción fácil, ya que puede estar asociada a efectos adversos como la dependencia. Además, puede que ni siquiera ayude con el dolor a largo plazo.

¿Quién puede padecer fibromialgia?

La fibromialgia puede afectar al 7% de la población y es mucho más frecuente en las mujeres que en los hombres.  La edad media de personas con este padecimiento está entre los 35 y los 45 años.

Aunque la fibromialgia puede ser más común en las mujeres, también prevalece en las personas que tienen una salud comprometida.  Por ejemplo, las personas que tienen obesidad, fuman o tienen otras afecciones reumáticas como la artritis o las que tienen o han tenido un traumatismo en el cerebro o la médula espinal. Esto puede incluir los traumas físicos que provienen de una lesión, de lesiones repetidas o de un accidente.  Los traumas emocionales, como el trastorno de estrés postraumático, también pueden provocar fibromialgia.

Por último, los investigadores también piensan que un gen o genes pueden causar un dolor anormal, por lo tanto, puede ser hereditario si un pariente cercano también sufre de los mismos síntomas. [1]

¿El cannabis medicinal puede ayudar a tratar la fibromialgia?

A lo largo de los años se han realizado diversas investigaciones sobre los efectos del cannabis medicinal en la fibromialgia. Sin embargo, no hay pruebas científicas concretas de cómo pueden funcionar los cannabinoides en el sistema endocannabinoide para tratar la fibromialgia.  A pesar de ello, la poca evidencia que se puede encontrar es prometedora.

En un estudio, la principal conclusión fue que el tratamiento médico con cannabis se asoció con resultados significativamente favorables en todos los aspectos evaluados sobre la calidad de vida. En algunos casos, los efectos fueron tan significativos que los pacientes habían reducido la dosis o el tipo de fármacos que habían estado tomando antes del tratamiento médico con cannabis, reduciendo así los efectos secundarios adversos de la polifarmacia.

Las respuestas positivas de los pacientes sorprendieron incluso a los médicos, ya que muy rara vez han experimentado tales respuestas en las prácticas diarias y en la medicina existente. Todos los pacientes habían informado de un resultado favorable en cuanto al dolor y los niveles de energía.

Otros aspectos que también se observaron, pero menos frecuentes, fueron la mejora de los problemas de memoria y las dificultades relacionadas con las actividades domésticas cotidianas o las compras. Los pacientes también han observado la ausencia de efectos adversos graves: entre los más frecuentes se encuentran la sequedad de boca, el enrojecimiento de los ojos y el aumento del apetito. [2]

En otro estudio se demostró que el cannabis medicinal es una opción eficaz y segura para el tratamiento de los síntomas de los pacientes con fibromialgia, como una mejora significativa de la intensidad del dolor y una mejora general de su calidad de vida durante los seis meses de tratamiento.

Los pacientes de este estudio a menudo informaron de que el cannabis medicinal es más tolerable y tiene menos eventos adversos en comparación con otras terapias. Por lo tanto, los investigadores descubrieron que el uso de cannabis medicinal es seguro entre los pacientes con fibromialgia. A los seis meses de seguimiento, hubo una tasa relativamente baja de eventos adversos menores, y solo el 7,6% dejó la terapia con cannabinoides.

Los efectos del consumo de cannabis

En concordancia con la literatura, los investigadores descubrieron que el mareo, la sequedad de boca, la hiperactividad, la somnolencia y los síntomas gastrointestinales son todos posibles efectos adversos del uso del cannabis. Sin embargo, al cabo de seis meses, una fracción sustancial de los pacientes suspendió o disminuyó la dosis de otras terapias médicas. Por ejemplo, el 22,2% de los consumidores de opiáceos redujeron o dejaron de utilizar estos medicamentos a los seis meses de seguimiento. Este es un resultado significativo considerando la crisis de los opiáceos, ya que reduce el riesgo de dependencia, y una menor tasa de efectos adversos graves. [3]

En cuanto al cannabis medicinal sintético, en un ensayo de dos semanas, la nabilona (cannabinoide sintético) fue superior a la amitriptilina (antidepresivo) en la reducción de los problemas de sueño. Sin embargo, la nabilona no difirió de la amitriptilina en cuanto al alivio del dolor, la limitación de la calidad de vida relacionada con la salud o los problemas de estado de ánimo en los pacientes con fibromialgia. En otro ensayo de cuatro semanas de duración, los autores apoyaron los efectos de la nabilona sobre un placebo en la reducción del dolor y la calidad de vida, pero no para la fatiga y la depresión.[4]

Por último, en un estudio de observación, 28 pacientes con fibromialgia consumieron cannabis contra 28 que no lo hicieron. En las dos horas siguientes a la administración del cannabis, los que lo habían consumido informaron de una reducción del dolor y la rigidez y un aumento de la relajación, acompañados de una mayor somnolencia y sensación de bienestar.

En 2014, el grupo de investigación Plantas Medicinales de la Universidad de Sevilla descubrió que las semillas de cáñamo procedentes del cannabis son beneficiosas para el organismo. Su composición química tiene efectos estupefacientes que puede aliviar los síntomas de la fibromialgia.

Beneficios del aceite de cáñamo en la fibromialgia

El aceite de cáñamo cuenta con ácidos grasos poliinsaturados de la serie omega-3 y omega-6. También contiene otra serie de componentes potencialmente bioactivos como son alguno compuestos fenólicos, esteroles y alcoholes grasos, entre otros. Además, este aceite no cuenta con ningún tipo de componente adictivo.

Para probar los beneficios del aceite de Cannabis Sativa L, los investigadores de Sevilla llevaron a cabo un ensayo con ratones. Tras administrarles aceite de cáñamo descubrieron que provoca una recuperación de las capacidades cognitivas, disminuye el dolor y normaliza el tono muscular a los que tenían los ratones que no padecían fibromialgia.

Los buenos resultados que provoca el cannabis medicinal en la fibromialgia han llevado a la Universidad de Sevilla a patentar el uso de aceite de cáñamo para prevenir y tratar la fibromialgia. La patente es de gran interés ya que su composición podría usarse para suministrarse a pacientes con fibromialgia a través de comprimidos u otro tipo de soluciones, como complemento alimenticio o introduciéndolo directamente en los propios alimentos.

Conclusión

El cannabis puede ser un tratamiento prometedor para los pacientes con fibromialgia. En cuanto a los efectos del cannabis, las investigaciones científicas demuestran que hay un potencial para ayudar a mejorar los síntomas de la fibromialgia. Sin embargo, los prejuicios y las ideas erróneas no ayudan.

En este contexto, la escasez de más investigación hace que los médicos no se compliquen en recomendar cualquier medicamento con cannabinoides, por lo que el cannabis y los medicamentos a base de cannabis todavía no se recetan entre los profesionales de la salud, ya que sigue habiendo posiciones contradictorias en la asociación profesional.[5]

En resumen, hay pruebas e investigaciones claras que demuestran los beneficios del cannabis medicinal en diversas patologías pero la evidencia que tenemos hoy en día sobre los efectos del uso de cannabis medicinal para la fibromialgia es todavía escasa y no es suficiente para probar la viabilidad de la misma entre los pacientes. En este sentido, y sabiendo que hay componentes del cannabis o productos como el aceite de cáñamo que pueden ayudar a los síntomas de la fibromialgia, es necesario llevar a cabo más investigaciones y dedicarlas a esta área de tratamiento.

[1] Walitt, B., Nahin, R. L., et alt (2015). The Prevalence and Characteristics of Fibromyalgia in the 2012 National Health Interview Survey. PLOS ONE, 10(9), e0138024.

[2] Habib, G., & Artul, S. (2018). Medical Cannabis for the Treatment of Fibromyalgia. JCR: Journal of Clinical Rheumatology, 24(5), 255–258.

[3] Sagy, Bar-Lev Schleider, et alt. (2019). Safety and Efficacy of Medical Cannabis in Fibromyalgia. Journal of Clinical Medicine, 8(6), 807.

[4] Fitzcharles, MA., et alt (2016). Efficacy, tolerability and safety of cannabinoids in chronic pain associated with rheumatic diseases (fibromyalgia syndrome, back pain, osteoarthritis, rheumatoid arthritis). Der Schmerz, 30(1), 47–61.

[5] Sarzi-Puttini, P., Ablin, J., et alt. (2019). Cannabinoids in the treatment of rheumatic diseases: Pros and cons. Autoimmunity Reviews, 102409.